miércoles, 2 de septiembre de 2009

INTERNACIONAL: UN MERECIDO RECONOCIMIENTO

Enviado a redacción por RUNA (Instituto Runa de Desarrollo y Estudios sobre Género) Lima, Perú-.
------------------

Por Lilian Zamora

El pasado viernes 31 de julio fue
la presentación del Informe Anual sobre Derechos Humanos de las personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales en el Perú 2008 (Archivo .pdf), documento que pone al tanto a la sociedad civil sobre la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra la comunidad LGTB con respecto a sus derechos.
Sin embargo, fue también un día muy importante para seis activistas que a lo largo de muchos años han luchado insoslayablemente por la defensa de los Derechos Humanos de la comunidad LGTB. Nos referimos a los compañeros Manolo Forno, Aldo Araujo, Carlos Cosme, y las compañeras Luisa Zanabria, Gissy Cedamanos y Belissa Andía.

Aplausos y expresiones de alegría colmaron el ambiente porque era la primera vez que en nuestro país se realizaba tal reconocimiento a los y las activistas LGTB, cuyo accionar viene dejando un legado de desencuentros, frustraciones, luchas, avances y aprendizajes para las nuevas generaciones de activistas. Ellos y ellas son, sin duda, un
ejemplo a seguir.

Para saber un poquito más sobre esta ardua lucha de tantos años, entrevistamos a Belissa Andía, coordinadora del Programa de Diversidad de Género y Sexualidades del Instituto RUNA, y reconocida activista a nivel nacional e internacional.

¿Quien es Belissa Andía y cuál es su misión en esta vida?

Mi ser se expresa en mis acciones actuales: mi total disposición de vida por la defensa y lucha por los derechos de la población trans, combatiendo la discriminación y la exclusión social por el hecho de asumir una orientación sexual no hegemónica, y por expresarnos en una identidad de género fuera del marco del género binario. Estoy empeñada también en visibilizar toda la violencia y sus expresiones extremas, graficadas en los crímenes de odio por la militante resistencia de nuestras compañeros y compañeras a enarbolar nuestra libertad cultural.

¿Cómo te sientes y qué significa para ti recibir este reconocimiento?

Me sentí hondamente emocionada, esperaba todo menos que en la presentación del Informe de Derechos Humanos de la Red TLGB Peruana se diera este espacio de reconocimiento. Sin embargo, mas que destacar mi labor, este reconocimiento lo he tomado como la disposición del movimiento LGB de considerar definitivamente a la población trans como compañeros y compañeras de lucha por el pleno reconocimiento de nuestros derechos sexuales y reproductivos, así como nuestros derechos culturales en el marco de los Derechos Humanos.

¿Qué te motivó a empezar la lucha por los DD.HH de la población trans?

Después de un largo periodo de trabajo interno y superar las heridas infligidas por la discriminación, la exclusión social y la violencia; además de fortalecer y reconocerme en la justicia de mi lucha, es que llego al convencimiento de que la afirmación personal no era viable si no me involucraba con aquellos y aquellas que defendían su libertad cultural para construir el movimiento trans. En 1986 empiezo con mi labor en la zona del distrito de La Victoria, donde trabajaba como cosmetóloga, con un grupo de reflexión llamado Claveles Rojos. Pero es a partir del año 2003 que hay señales perceptibles de respaldo social en el movimiento LGB, el cual nos permite proyectar nuestro activismo en el campo de nuestros derechos, inveteradamente desconocidos.

¿Cuánto se ha avanzado en esta lucha?

Los avances en la defensa de los Derechos Humanos de la población trans son aún básicos en el ámbito del Estado, cuya legislación es de signo heteronormativo y marco patriarcal; sin embargo, los logros se han dado mayormente a nivel de sociedad civil y movimientos de derechos. Las instituciones educativas que replican al Estado excluyente son un lastre que debemos confrontar, trabajan guiadas por preceptos de género que cimentan en la población un pensamiento rígido y, por tanto, poco dispuestos a concebir que una persona pueda asumir una identidad de género sin que esté condicionada imperativamente por la relación sexo-género, sexo masculino-hombre, sexo femenino-mujer. Tenemos por delante una tarea importante por de-construir el género binario, que excluye otras experiencias de vida y reeducar el pensamiento, abriendo su comprensión a la diferencia y diversidad.

¿Qué acciones debería tomar el Estado para atender las demandas de la población trans, tan excluida hoy?

La legislación vigente se da en un marco de género binario heteronormativo. Si bien existen hoy tímidos avances que incorporan el derecho a la orientación sexual, en lo que respecta a la identidad de género no se está dando la misma situación. El Estado debe tener la disposición de incorporar en el cuerpo legal a aquellos que se desprenden del género binario, y aceptar que se dan otras expresiones de género. Esta incorporación afectará a otras instituciones del Estado, por lo que en el fondo es replantear los fundamentos de nuestra sociedad. En algunos Estados, los avances se producen a través de la incorporación de la transgeneridad al marco de género binario, pero ello no satisface nuestras expectativas por cuanto es una limitante a las posibilidades de expresión de género.

¿Qué les dejas a los nuevos activistas y cómo promover la aparición de más defensores de los DD.HH de la población trans?

Quiero compartir las experiencias acumuladas a lo largo de la lucha por la promoción de los derechos de nuestra población en los distintos espacios en donde se han podido visibilizar nuestras demandas. Espero pronto escribir y dejar documentada esta experiencia. Por otro lado, una persona trans es ya una promotora de la defensa de los Derechos Humanos de sus pares cuando ejerce sus derechos. Es más, si aquellas poseen una vocación y disposición a desarrollar los procesos internos que fortalecen el ejercicio de los derechos de su comunidad, promoviendo alianzas que respalden estas acciones, su reconocimiento y apoyo darán un gran estímulo para que se involucren más defensoras y defensores de derechos.
-----------------
Trans_Bitacora: Desde estas líneas deseamos hacerle llegar a Doña Belissa Andía, también, todo nuestros respetos hacia su persona, y todo nuestro reconocimiento, conocemos en gran parte su trabajo y es muy valioso, así como la presencia en él, de la señora Belissa Andía.

¡¡ FELICIDADES BELISSA ANDÍA !!

PERÚ: PLANTÓN DE PERSONAS TRANS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA COTIDIANA

Enviado a redacción por RUNA (Instituto Runa de Desarrollo y Estudios sobre Género) Lima, Perú-.
---------------------------

Portando pancartas, afiches y banderolas, más de treinta personas participaron en un plantón en el que manifestaron a viva voz, pero en forma pacífica, su repudio a la violencia contra las personas trans por parte de efectivos del Serenazgo y Policía Nacional, y exigieron a las autoridades aplicar justicia y acabar con las intervenciones que vulneran los derechos humanos de estas personas.

El plantón fue convocado por el Instituto RUNA y la agrupación de personas trans del Centro de Lima, y se llevó a cabo el pasado día miércoles 26 de agosto en la plazuela ubicada entre los jirones Ucayali y Azángaro (al costado de la sede de la Defensoría del Pueblo).
Se contó con la valiosa participación de representantes de diferentes organizaciones y movimientos como la RED PERUANA TLGB, PROMSEX, DEMUS, OSOS SIN FRONTERAS (OSIF), CLAVELES ROJOS, ASOCIACIÓN ÁNGEL AZUL, LGBT LEGAL, GRUPO DE MUJERES DIVERSAS (GMD), así como miembros de otras agrupaciones trans de Lima y compañeros gays y lesbianas no agrupados.

Una delegación de la comunidad trans conformada por Belissa Andía y Gaby Mariño, miembros de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales e Intersexuales (ILGA, por sus siglas en inglés); Vivian Carranza, Celeste Shuña y Laura Jaramillo, en representación de las travestis víctimas de agresiones recientes, fue recibida por un grupo de representantes de la Defensoría del Pueblo encabezado por la Dra. Eliana Rebollar Añaños, jefa de la Oficina Defensorial de Lima; el Dr. Óscar Ayzanoa Vigil, comisionado en Asuntos Constitucionales, y los comisionados Julio Mancilla Crespo, Karina Quiroga y Luisa Córdova, quienes manifestaron su apoyo a la problemática de la población trans y al justo reclamo de sus derechos. Ellos se comprometieron a atender y realizar el seguimiento a los casos denunciados y el apoyo para elaborar una propuesta frente al comercio sexual.

Cabe destacar el especial compromiso asumido por la Dra. Rebollar quien alentó a la población trans a seguir luchando por la defensa de sus derechos. "Chicas, ustedes tienen que seguir organizándose y luchar por sus derechos. Hace diez años era impensable que un grupo como el que acompaña a esta delegación proteste en las calles defendiendo sus derechos. Continúen denunciando los casos de maltrato y violencia". Dichas palabras arrancaron el júbilo de las presentes y motiva a la población trans a seguir en la lucha por sus derechos.

El plantón fue convocado a raíz de los continuos actos de violencia contra las personas trans (travestis, transgéneros y transexuales) por parte de efectivos de Serenazgo y la Policía Nacional ocurridos en Lima Metropolitana. Se busca llamar la atención de la opinión pública acerca de estos actos violentos y discriminatorios que van en contra de los derechos fundamentales de la persona.

ARGENTINA: El caso "Nati" fue tapa de la revista del diario El mundo en España


Fuente: LA VOZ (Argentina)-.
------------------------------

- La historia de la joven de Villa Dolores que cambió de sexo apareció el pasado 31 de agosto en la portada de la publicación española.

El caso de "Nati", la joven de Villa Dolores que se convirtió en la primera persona menor de edad autorizada a realizarse una cirugía de adecuación sexual en Argentina, ocupó la portada de la revista española Crónica, del diario El Mundo (*1).

"Era niño, ya es niña" se titula la nota que relata la historia de "Nati" y un joven espñaol que, como le sucedió a ella, espera un fallo judicial para poder someterse a cirugía.

"Conservo la memoria de un varoncito atormentado que se miraba al espejo sin reconocerse. Ese varoncito se ha convertido en una chica vanidosa que quiere ser actriz", relata "Nati" en el artículo.

La joven de Villa Dolores que a comienzos de este año se radicó en España dice que no se siente "abanderada de ninguna causa". "En todo caso, los héroes de la película son mis padres y hermanos. Y también un chiquilín llamado Marcos", dice refiriéndose al nombre con que fue bautizada al nacer, hace 19 años.

El artículo presenta también el caso de un joven catalán de 16 años que esta semana pidió a un juez de Barcelona que lo deje operarse.
---------------------
(*1) Fuente: El Mundo (España)-.
---------------------

ERA NIÑO, YA ES NIÑA


Natalia (fotografía superior), nació como Marcos y es la primera menor que ha logrado operarse para cambiar de sexo. La argentina necesitó un fallo judicial, como ahora el español Toni, de 16 años, cuyo caso ha trascendido esta semana. "Tiene la cabeza bien amueblada, sabe lo que hace", dice de él su cirujano. Proliferan las clínicas para cambiar de género desde los 7 años.

Una joven mujer de finos rasgos ocupa el sillón de los invitados en el estudio de Canal 26 TV. Su cabello sedoso desciende en cascada sobre sus hombros. Natalia bebe un sorbo de agua y cuenta su historia cómo si fuese la de otra persona. "Conservo la memoria de un varoncito atormentado que se miraba al espejo sin reconocerse".

"Ese varoncito se ha convertido en una chica vanidosa que quiere ser actriz", comenta con un rubor en las mejillas. El periodista le pregunta si su experiencia puede servir de inspiración a quienes padecen lo que ella padeció. "Ojalá sirva, aunque no me siento abanderada de ninguna causa ni pretendo ser el ideal de nadie. En todo caso, los héroes de la película son mis padres y hermanos. Y también un chiquilín llamado Marcos", dice refiriéndose al nombre con que fue bautizada al nacer, hace 19 años.

En septiembre del 2007, después de tres años de lidiar con la justicia, Natalia, que entonces tenía 17 años, consiguió la aprobación de un juez de la provincia de Córdoba (Argentina) para someterse a una operación de cambio de sexo, consistente en la remoción del pene y la implantación de una neovagina, sexual y fisiológicamente funcional.

El juez Rodolfo Mario Álvarez sentó un precedente inédito en Latinoamérica, basándose en un artículo del Código Civil argentino que reconoce la capacidad psicológica de un menor para decidir sobre su cuerpo, así como en el artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño.

Aquel menor argentino, que en la intimidad gustaba vestirse con la ropa de mamá y sentía pudor de mostrar su torso en el verano, ha conseguido ya lo que otro chico español (así figura aún en su DNI aunque él ya se siente chica), también menor de edad, ansía: cambiar de sexo para ser mujer. Sería la primera vez en España que una persona cambie de sexo antes de cumplir la mayoría de edad. El catalán, al que llamaremos Toni (nombre supuesto), tiene 16 años y, con la complicidad y consentimiento expreso de sus padres, ha pedido a un juez de Barcelona (Juzgado de Primera Instancia número 15) que le deje operarse.

El camino, aunque largo y espinoso, ya lo ha empezado a andar. Lleva más de año y medio tratándose con hormonas y visitando al psiquiatra. Los médicos le apoyan. Pero aún así no basta. La nueva ley de Identidad de Género, de 2007, no contempla tal posibilidad. Y como menor que es, aunque tenga el sí de sus progenitores, Toni necesita una sentencia judicial favorable para ver cumplido su sueño. Pondría fin, así, a una vida de sinsabores cruzada por el intento de suicidio. "Hace dos años sus padres acudieron a nosotros pidiendo ayuda para su hijo. Estaban desesperados. Tenía 14 años y ya no aguantaba más en el colegio", recuerda Gina Serra, del Colectivo Transexual de Barcelona.

"Sus compañeros, al notar que el muchacho iba cambiando de aspecto debido a las hormonas con las que se estaba tratando, se burlaban cruelmente de él, le llamaban de todo. No le quedó más remedio que irse a otro centro y buscar el anonimato, como ahora".

Ni Toni ni sus padres alcanzan todavía a visualizar el final de la pesadilla. El día que, por fin, vaya camino del quirófano. La polémica está servida. La demanda de operaciones de cambio de sexo en menores, pese a la falta de cifras, es una realidad más común de lo que se piensa. Dentro y fuera de España. Desde mayo del año pasado, el Hospital Infantil de Boston (EEUU) ofrece tratamientos para niños a partir de los siete años. La pregunta que muchos padres se hacen al enfrentarse por primera vez al problema es si su hijo, por jugar con una muñeca, o una niña con un camión, van a ser de por sí transexual. El pediatra Norman Spack, principal mentor de la iniciativa estadounidense, es claro: "En el caso de los niños que tienen clara su identidad sexual pero que nacieron en un cuerpo equivocado, lo mejor es proceder al cambio de sexo para evitar autolesiones e incluso el suicidio". Es más, en unas declaraciones a The Boston Globe, el controvertido médico avivaba aún más el debate: "Cuando los pequeños transexuales llegan a mí, están muy deprimidos. Lo primero es retrasarles la pubertad con medicamentos. Esto es reversible, por si más adelante el niño cambia de opinión".

A este lado del Atlántico, en Holanda, los casos se multiplican. Niños y niñas que padecen disforia de género superan un estricto proceso de selección en el VU Medisch Centrum, de la Universidad Libre de Amsterdam, un centro creado en 1998, donde actualmente un centenar de adolescentes holandeses, mayores de 12 años, son tratados químicamente, el paso previo a su cambio de sexo. Uno de ellos, Colin, odia su pene y un verano decidió cambiarse el nombre y llamarse Jasmijn. Se viste de niña desde que tenía cinco años, pero si va a la piscina le dicen que es un niño con la ropa equivocada.

Sus padres se han peleado con familiares, amigos y vecinos que les recriminan por permitir a su hijo hacer el ridículo y salir de casa con un vestido. "No es ningún travestí ni un monstruo, sólo quiere ser lo que en realidad es", defiende su madre. O como Valentin, que tenía apenas cuatro añitos cuando, tras una fiesta de aniversario, le dijo a su madre que quería "cortarse el pajarito". Y a medida que iba creciendo lo tenía cada vez más claro: de jugar con Barbies e identificarse con Blancanieves o la Bella Durmiente pasó, al cumplir 10 años, a apuntarse a clases de ballet. A los 13 ya tenía el aspecto de cualquier adolescente de su edad, larga melena rubia, y en su primer día en el instituto de secundaria se presentó así a sus compañeros: "Soy Valentin, pensaréis que soy una chica pero no, todavía no lo soy, aunque algún día lo seré, ¡seguro! No intentéis convencerme de lo contrario, yo soy así".

"SOY UNA CHICA"

La desesperación llega a ser tal que a veces los pequeños transexuales optan en silencio por la vía más radical. "Creía que nadie me entendía". A los 13 años, a Marcos (Natalia) le estalló la bomba que llevaba dentro. Y al igual que el catalán Toni, cruzó una peligrosa frontera. Quiso matarse con pastillas. "Soy una chica y quiero el cuerpo que me corresponde", repetía Marcos antes de transformarse en Natalia -así quiso llamarse- el día que le confesó a sus padres sus intenciones. Vestirse con la ropa de la madre no era un juego banal. Más bien era el grito de identidad -"me daba fobia todo lo masculino"- de una persona atrapada en un cuerpo que no le correspondía. Tiene grabado en la memoria el que considera el momento más feliz de su vida. "Fue cuando me llevaban en camilla a la mesa de operaciones. Estaba tan contenta que no me preocupaba la muerte. Pensaba: si tengo que morir, al menos será como una persona digna. Como una mujer digna. Además, había pasado por tantas pruebas que aquello era pan comido", dice Natalia.

La distancia entre su casa de entonces y el hospital Gutiérrez de La Plata, situado a 60 kilómetros al sur de Buenos Aires, se recorre en menos de 10 minutos. Pero cuan largo y con cuantos escollos le debió parecer a esa mariposa cuando aún estaba dentro de su crisálida.

Una tarde cualquiera del año 1994, Alicia (nombre supuesto de la madre) entreabre la puerta de la habitación y observa con tristeza, como el pequeño Marcos juega a vestir muñecas. El disfraz de vaquero que le regalaron para su cuarto onomástico, está empaquetado. La madre le dice que sus amiguitos le esperan en el porche. El niño hace un mohín. No le agrada la compañía de los chicos. Son muy rudos y le dicen cosas hirientes. "Al principio, Alicia y yo sentimos rechazos. Pero poco a poco nos fuimos haciendo a la idea de que nuestro hijo era un ser especial. A los tres años empezamos a notar claramente que su cuerpo y su psique estaban en conflicto", contó Javier (seudónimo), el padre, al diario Página 12, cuando Marcos-Natalia aún deambulaba por el limbo de su difusa identidad.

El matrimonio -un médico y una maestra de secundaria- y sus tres hijos residían entonces en Villa Dolores, una ciudad turística y rural de la provincia de Córdoba. Uno de esos pueblos donde la vida social transcurre, apaciblemente, a las puertas de la iglesia. Consciente de lo que el entorno esperaba de "él", Natalia se esforzó en los primeros años por interpretar en público, el papel de Marcos.

TERAPIA PSICOLÓGICA

A los 13 años no aguantó más y se atrevió a reclamar el derecho a ser ella misma. "Soy una chica metida en el cuerpo de un chico. No un gay, como andan diciendo por ahí. A mí me gustan los hombres, con todas sus letras", les dijo a sus padres. La psicóloga que la atendía desde los siete años estaba plenamente de acuerdo con su paciente. "El sexo genético se configura a partir del ADN, pero la identidad sexual no siempre es el producto de los procesos bioquímicos. El transexualismo (*2) es un cuadro con identidad propia dentro de los manuales de Medicina. Una condición que no se elige ni depende de la voluntad del sujeto", precisó la psicóloga Andrea Gómez.

Las cartas estaban sobre la mesa y la familia, presta a dar batalla en todos los frentes. En primer término, en la escuela secundaria donde los padres llegaron a un acuerdo con la administración para que a los efectos burocráticos, la alumna figurase como Marcos. Pero al aula acudiría con el uniforme femenino y las uñas pintadas como el resto de las adolescentes. En las clases de gimnasia saltaba a la cuerda con las otras chicas y usaba el baño de damas. "Aprendí a desarrollar un oído selectivo. A no escuchar lo que decían a mis espaldas. Pero la memoria tiene sus trucos y de noche muchas veces lloraba", cuenta Natalia.

En 2004, el matrimonio presentó un escrito ante el juez del fuero civil de Villa Dolores, Roberto Álvarez, solicitando autorización para que Natalia comenzara un tratamiento hormonal, como etapa previa a la operación de cambio de sexo. El juez rechazó la petición, argumentando que la patria potestad no era suficiente para avalar un cambio tan drástico. Por tanto, habría que esperar a que Natalia alcanzara la mayoría de edad. "No creo que el juez Álvarez actuara de mala fe o por prejuicios. Era la primera vez que se atendía un caso en que los padres y no el propio interesado elevaba una solicitud de ese orden", explicó Héctor Riachiazzi, el abogado de la familia. En aras de la repercusión que tuvo el caso en la prensa, el Tribunal Supremo de Córdoba ordenó, en 2006, reabrir el caso. Las nuevas pericias psicológicas que llegaron a manos de los jueces recomendaron la cirugía y el cambio legal de identidad. Natalia y sus familiares pudieron ver la luz al final del túnel.

La batalla que ahora libran Toni y su familia en Barcelona es un calco de la ganada por la argentina. Ya sólo le falta la última palabra de la ley (la decisión, aunque el caso saltó esta semana, lleva nueve meses parada en los tribunales, según ha podido saber Crónica). Pero el diagnóstico de médicos y psicólogos cuenta a favor de Toni. "Tiene la cabeza bien amueblada, sabe perfectamente lo que está haciendo". Habla Iván Mañero, el cirujano plástico reconstructivo que le ha tratado en los últimos tres años. "Hace 10 años, estos adolescentes no sabían qué hacer y pensaban que eran raros. Hoy saben que el problema tiene solución, y la quieren", añade el jefe de la Unidad de Trastornos de Género del Hospital Clínico de Barcelona, donde ya se han realizado 25 operaciones de cambio de sexo, todas ellas a mayores de edad, desde diciembre de 2008, cuando el centro sanitario público lanzó la oferta del tratamiento.

En casos similares al de Toni, el experto recomienda a las familias que, por ejemplo, cambien el estilismo de su hijo, que estos vistan y se peinen de manera acorde a cómo se sienten, y que cambien también de colegio, como aquel que comienza realmente una nueva vida. Pero, ¿cómo se sabe si en realidad un niño tiene este problema? "Observando su comportamiento", dice Mañero, rotundo. "A los tres o cuatro años de edad ya se puede detectar una no correspondencia entre el cuerpo y la mente del chico o de la chica". Gina Serra, del Colectivo Transexual de Barcelona está de acuerdo: "Un menor puede saber lo que quiere hasta con ocho años".

ABANDONOS

No hay, sin embargo, una voz común. La doctora Peggy Cohen-Kettenis, del VU Medisch Centrum holandés, explica que durante el proceso "casi las tres cuartas partes de los adolescentes se vuelven homosexuales y abandonan el programa", así que el tratamiento completo, la operación quirúrgica a los 18 años, "sólo es para los chicos muy femeninos o las chicas muy masculinas que siguen necesitando el cambio de sexo". "Con 16 años se es demasiado joven para tomar la decisión de operarse, incluso a los 18 me parece pronto, no se está preparado, es para toda la vida", señala a este suplemento la periodista holandesa Ellen de Vischer. Ella y la fotógrafa Sarah Wong han seguido los casos de los niños que están cambiando de sexo en Amsterdam y este otoño publicarán el libro Inside Out (con 70 imágenes).

"Es preferible darles tiempo hasta que estén absolutamente seguros, y preguntarles durante años si es realmente lo que quieren. Por eso ningún joven holandés se ha arrepentido nunca de haber cambiado de sexo", dice De Vischer, que no ve ninguna razón por la cual el transexual español no pueda esperar dos más para operarse. Algunos de los pacientes de Cohen-Kettenis llegan a los 20 o 21 años sin haber pasado aún por el quirófano pero conservando el mismo cuerpo de cuando tenían 12, gracias a las hormonas.

La cifra de consultas de menores sigue creciendo, según Mañero. La explicación, dice él, es fácil. "Cada vez más la gente busca respuestas en internet. Y con el cambio de sexo de los menores ha ocurrido igual... Los médicos y los científicos podemos dar con las soluciones. Las encontraremos, pero que la sociedad nos dé tiempo".

Con información de Xiana Siccardi

---------------------------
Trans_Bitacora: (*2) "El transexualismo..."

"El transexualismo", no existe, existe LA TRANSEXUALIDAD, un -ismo es un sufijo tiene cuatro definiciones en la RAE (Real Academia de la lengua Española) y son los siguientes:

1. suf. Forma sustantivos que suelen significar doctrinas, sistemas, escuelas o movimientos. Socialismo, platonismo, impresionismo.

2. suf. Indica actitudes. Egoísmo, individualismo, puritanismo.

3. suf. Designa actividades deportivas. Atletismo, alpinismo.

4. suf. Forma numerosos términos científicos. Tropismo, astigmatismo, leísmo.

Así, LA TRANSEXUALIDAD, no cabe como sufijo, ya que NO SE TRATA ni de doctrinas, sistemas, escuelas, movimientos, ni de actitudes, ni de actividad deportiva, ni como términos científicos, ya que LA TRANSEXUALIDAD, no es un término, sino, un estado. La psicóloga Andrea Gómez, debería saberlo, ya que entendemos que para tener la carrera de psicología habrá estudiado cuando era menor en la primaria, la Lengua española.

ESPAÑA: Sanidad pública andaluza registra 258 casos de cambio de sexo en 10 años

Fuente: Diario ABC y Agencia EFE (Córdoba, Andalucía)-.
--------------------------------------------
La Sanidad pública andaluza ha llevado a cabo un total de 258 procedimientos de cambio de sexo en los últimos 10 años desde que se implantara este servicio gratuito desde el Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, de los que 127 han consistido en cirugía genital de reasignación de sexo.

Fuentes del Hospital Regional de Málaga han informado a Efe de que desde que en mes marzo de 2000 se realizara la primera intervención quirúrgica en Andalucía hasta junio de 2009, además de la cirugía genital, se han llevado a cabo 86 mastectomías y 45 intervenciones de distinto grado.

De las 127 reasignaciones de sexo, 103 son genitoplastias feminizantes o cambio de sexo de hombre a mujer y 24 genitoplastias masculinizantes o cambio de sexo de mujer a hombre.

La presidenta del Colectivo de Gays y Lesbianas (Colega) de Córdoba, Alba Redondo, ha pedido en declaraciones a Efe que se amplíe este servicio a otras ciudades de Andalucía, y también a otras comunidades, para "evitar las largas listas de espera", ya que en este momento sólo ofertan este servicio por la sanidad pública la Comunidad de Madrid, Cataluña y el Hospital Carlos Haya de Málaga.

Redondo se ha mostrado satisfecha por la evolución de estos diez años de este servicio y ha pedido que "no se haga ninguna repulsa al colectivo transexual por haber conseguido este derecho en la sanidad pública".

Además, ha resaltado la última iniciativa de la Junta de Andalucía para que se puedan someter a este proceso los menores de edad.

La Consejería de Salud acreditó en octubre de 1999 al Hospital Regional de Málaga como centro de referencia andaluz para desarrollar el tratamiento integral multidisciplinar de este grupo de pacientes.

Por este motivo, se creó la Unidad de Trastorno de Identidad de Género (UTIG) para hacer una evaluación exhaustiva de los pacientes que soliciten ser atendidos, que han sido un total de 800 personas desde 1999, de los que el 17 por ciento proceden de otras comunidades autónomas.

Según han detallado fuentes del Hospital Carlos Haya, la atención integral de la UTIG lleva un proceso "largo y complejo" en el que intervienen especialistas de endocrinología, psiquiatría, cirugía plástica, cirugía general y digestiva, urología, ginecología, obstetricia y reumatología.

La asistencia comienza con el proceso de diagnóstico y terapéutico prequirúrgico en el que se hace un tratamiento psicológico y comienza el tratamiento hormonal para poder ser informados después de los procedimientos de precirugía.

El proceso quirúrgico consiste en una reasignación de sexo y suele durar entre seis o siete horas en una sola sesión si la transformación de sexo es de hombre a mujer, mientras que si se realiza la reasignación de género de mujer a hombre deben realizarse varias operaciones en un periodo que puede durar seis meses.

Por último, el proceso postquirúrgico supone la atención integrada en consultas de psicología, endocrinología y cirugía plástica, así como de analíticas y exploraciones complementarias.

ESPAÑA: El Gobierno modifica el reglamento militar para que las personas transexuales puedan ingresar en el Ejército y la Benemérita

Fuente: Diario Levante y Castelló-.
------------------------------------------------------

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 13 de agosto una modificación del reglamento militar que abre la puerta, definitivamente, a que las personas transexuales puedan enrolarse en el Ejército y en la Guardia Civil. Más de tres años después de que Alba Romero - una agente transexual de 37 años destinada en la Comandancia de la Guardia Civil de Castelló- se enfrentara a la cúpula militar para defender sus derechos, el Ejecutivo ha dado el paso legal para regular la entrada en los cuarteles de este colectivo.

El caso pionero de Alba Romero saltó a las primeras páginas de todos los diarios nacionales después de que Levante de Castelló publicara en exclusiva su historia. Desde entonces, Romero se ha convertido en un icono para las personas transexuales que sueñan con ser militares algún día.

"Fui el primero caso, es cierto, y fue muy difícil para mí reivindicar mis derechos. Pero hoy estoy muy contenta de mi trabajo y muy contenta de que el Gobierno, por fin, se haya decidido a legalizar nuestra situación". Romero está perfectamente integrada en el equipo de Policía Judicial de Castelló, donde investiga casos de violencia de género.

El pasado 13 de agosto, el Gobierno dictó un Real Decreto por el que se clarifica el reglamento para la determinación de la aptitud psicofísica del personal de las Fuerzas Armadas, en los apartados relacionados con las denominadas "disforias sexuales".

Según informa el Gobierno, el nuevo texto pretende adaptar a la sensibilidad social actual algunos términos y expresiones referentes a las personas con cambios en los genitales. Estas personas, según señala la nota del Gobierno, tienen la misma aptitud para el servicio militar que tendrían sin esos cambios, "siempre y cuando su salud no se vea comprometida por alteraciones que pudieran condicionar su aptitud psicofísica".

Además, los cambios en el reglamento "pretenden facilitar al personal y juntas de evaluación la determinación del grado de incapacidad médica para el servicio en las Fuerzas Armadas", para distinguir entre la incapacidad para cualquier trabajo y la limitada a una actividad en el Ejército o Guardia Civil.

El nuevo texto establece que, a partir de la entrada en vigor de esta norma, la aptitud psicofísica del personal de la Guardia Civil se determinará aplicando los baremos que figuran en el decreto de 23 de diciembre de 1999, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía. Defensa ya había prometido hace meses modificar sus reglamentos y sus cuadros médicos después de que Alba Romero denunciara públicamente su caso y que rechazara por dos veces la entrada en el Ejército a un hombre transexual jiennense al carecer de pene y testículos.

"Espero que todo esto sirva para hacer más fácil el reintegro de personas como yo al servicio. No hay que olvidar que somos gente que tiene una vocación militar, que el Ejército es nuestra vida, y que se estaba cometiendo una gran injusticia", añade Romero.

La agente de Policía Judicial considera que a partir de ahora las personas en esta situación "darán la cara, no se esconderán, como venía ocurriendo hasta ahora".

Romero lleva 20 años en el cuerpo. Veinte años de vocación y servicio al ciudadano.

USA: Un sacerdote metodista anuncia su transexualidad ante los miembros de su congregación

Fuente: SentidoG (Oregon, USA)-.
----------------------------------

Pese a la polémica despertada en su iglesia, la Iglesia Metodista Unificada, con el caso de Drew Phoenix, que estuvo a punto de ser apartado de su ministerio tras anunciar en 2007 que se había sometido a cirugía de reasignación, el reverendo David Weekley se plantó ayer ante su congregación y les contó su historia, hasta ahora un secreto excepto para unos pocos amigos.

Un mes antes les había contado a sus hijos que no era su padre biológico. Ahora le tocaba a su congregación. Poco a poco fue relatando la historia de su vida, y cómo fue ordenado sacerdote en 1984 sin dar a conocer que su sexo biológico era femenino y que nueve años antes de esa fecha se había sometido a cirugía de reasignación.

Los fieles de su congregación, de Portland (Oregón) escucharon el relato de David en respetuoso silencio, que rompieron con un aplauso unánime. Al final del servicio religioso, numerosos asistentes mostraron su apoyo incondicional al sacerdote, algo muy importante para David y que no sabía si esperar, ya que, aparte del caso de Drew Phoenix mencionado arriba, su iglesia se reserva el derecho de expulsión de su seno de aquellos sacerdotes abiertamente gays, y considera una falta grave oficiar matrimonios entre personas del mismo sexo incluso en estados que así lo permitan.

La idea de David era guardar su secreto y no decir nada hasta que le llegara la edad de retirarse, pero un viaje con miembros de su iglesia en junio de 2008 cambió su vida. El viaje consistió en una visita a las ruinas de un centro en Minidoka, Idaho, donde muchos estadounidenses de ascendencia japonesa fueron confinados durante la Segunda Guerra Mundial. El hecho de que el 95% de los miembros de su congregación de Epworth fueran japoneses de origen llevó a Weekley a pensar que debía sincerarse ante estas personas, ya que conocen lo que es el estigma del prejuicio y la alienación.

Tras asistir Weekley y Deborah, su segunda esposa, a un encuentro de personas transexuales en Philadelphia, donde conocieron a otros cuarenta líderes espirituales pertenecientes múltiples confesiones, transexuales como él, ambos tomaron la decisión de anunciar la verdad.

Weekley, que lleva muchos años abogando por una mayor apertura de su iglesia en temas sociales y por una mayor aceptación e inclusión de todas las personas, espera ahora, entre la prudencia y el optimismo, la reacción de su iglesia y las posibles consecuencias de su ‘confesión’. ‘No quiero irme –dice-, pero no podía permanecer más en silencio y escondido’

VENEZUELA: Amnistía Internacional lanzará CD "Alza tu voz, Exige Dignidad" este miercoles 2 de septiembre


Enviado a redaccción por Amnistía Internacional-.
------------------------------------------------------

16 artistas venezolanos dicen “Alza Tu Voz, Exige Dignidad”

- Este 2 de septiembre se lanzará el disco en las instalaciones de Hard Rock Café Caracas

Con el propósito de llevar el mensaje de los Derechos Humanos a los jóvenes, Amnistía Internacional (AI) lanza este CD con el apoyo de importantes artistas, músicos y productores de Venezuela, enmarcados en su nueva campaña por los derechos económicos sociales y culturales: (((Exige Dignidad))).

Caramelos de Cianuro, Malanga, Los Amigos Invisibles, Entrenos, Pixel, Elisa Rego, Fauna, Wahala, Electrocirkus, Roque Valero, Viniloversus, Trabuco Contrapunto, Cerouno, Mochuelo, Juan Diego y Desorden Público se unen a Amnistía Internacional donando su música para este disco compacto, el primero en ser editado en nuestro país para esta ONG con artistas contemporáneos.

La música siempre ha ido a la par en la lucha de los derechos humanos, y músicos de todo el mundo se han encargado de apoyar y difundir las campañas de AI y han estado dispuestos a tomar posición en las primeras líneas, para hacer frente al miedo, la discriminación y la injusticia. Sería muy largo mencionar a quienes han impulsado las campañas más exitosas en todo el mundo, como por ejemplo Pete Townsend: 'Won't Get Fooled Again' en la primera gala de "Secret Policeman´s Ball" de Amnistía Internacional en 1979; Sting, Peter Gabriel, Tracy Chapman y Bruce Springsteen en la gira Human Rights Now; U2, Black Eyed Peas, Christina Aguilera, Avril Lavigne, Green Day en el CD por la campaña por Darfur en el 2008, el cual ha recaudado más de 5 millones de dólares y sigue vendiendo.

Bajo la producción general de René Márquez de Traffic Records y con el apoyo incondicional de Hard Rock Café, Sonográfica, Rock & Folk, 92.9 FM, LCAUDIO y la diseñadora Fabiana Paolini, este cd es el primero de una serie de proyectos que se estarán llevando a cabo en nuestro país con artistas de todos los géneros musicales en apoyo a Amnistía Internacional. Cien por ciento de lo recaudado por estas ventas servirá para seguir la promoción y defensa de los derechos humanos que por más de 30 años lleva esta ONG en el país.

Reconocidos temas, tales como De Caracas a Madrid de Malanga, Yo No Sé de Amigos Invisibles, Con el Mundo al Revés de Juan Diego, Volver a Creer de Entrenos, En Mi Mundo Paralelo de Roque Valero, Eso es Normal de Pixel, Combate de Desorden Público así como una versión en vivo de Verónica de Caramelos de Cianuro se pasean en el cd juntos a nueva música como Azul Violeta de Elisa Rego, Dos Secretos de Viniloversus, No Entiendes de Cerouno, Me Desenfocas de Mochuelo, A Donde Hemos Llegado de Electrocirkus, Tus Vocales de Fauna, Te Vas o Te Quedas de Wahala y Guayabera Dancing de Trabuco Contrapunto.

El disco saldrá a la venta en todas las tiendas Recordland a nivel nacional a partir del lunes 7 de Septiembre.

Tú también puedes apoyar a Amnistía Internacional, "Alza tu Voz, Exige Dignidad” en la página web www.aiven.org