miércoles, 21 de febrero de 2007

Movilh presentó su informe anual sobre derechos humanos de las minorias sexuales

SentidoG-.
-------------

Una disminución de un 15 por ciento en las denuncias o casos por discriminación basados en la orientación sexual o la identidad de género, el más amplio número de logros históricos favorables a las minorías sexuales obtenidos en un año y la más masiva utilización de los espacios públicos por parte de gays, lesbianas, bisexuales y trans, fueron las principales características del 2006 en relación a los derechos humanos de este sector de la población.

Así lo arrojó el “V Informe Anual de Derechos Humanos de las Minorías Sexuales” lanzado hoy por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual en compañía de víctimas de la discriminación y de familiares de personas asesinadas en razón de su identidad de género.

El texto de 152 carillas, el más completo efectuado hasta ahora en el país, destacó particularmente que la Iglesia Católica Chilena por primera vez no figuró en el listado o ranking anual de instituciones homofóbicas o transfósbicas, pues en el 2006 no se apreciaron pronunciamientos, ni acciones de parte de su jerarquía en contra de las minorías sexuales.

Además, el movimiento chileno de minorías logró consolidarse como un interlocutor válido y confiable ante diversas esferas del poder donde antes no había tenido acceso.

El estudio precisó que los casos de homofobofia o transfobia ascendieron a 49 en el 2006, nueve menos que el 2005.

Los 49 casos del 2006 dividieron en:

a) dos asesinatos,

b) nueve agresiones físicas o verbales perpetradas por civiles,

c) tres atropellos policiales,

d) cinco casos de discriminación laboral o estudiantil,

d) tres campañas discriminatorias, e) tres exclusiones o intentos de marginación provenientes de instituciones,

f) cinco exclusiones o intentos de marginación de los espacios públicos o privados,

g) seis casos de discriminación comunitaria (en la familia),

h) 12 declaraciones homofóbicas e

i) una discriminación en el ámbito de la cultura, los medios o el espectáculo.

“La merma de los casos no fue acompañada, sin embargo, por una menor gravedad de los hechos, a un punto que mientras el 2005 no se registró ningún asesinato, en el 2006 lamentablemente hubo dos. También tuvo lugar el primer atropello con secuestro y se reeditaron las agresiones policiales que habían desaparecido el 2005”, sostuvo el estudio.

El Informe alertó que durante el 2006 hubo “un incremento del 50 por ciento de los atropellos contra las minorías sexuales al interior de las familias, siendo las más afectadas madres e hijas lesbianas que son chantajeadas por sus parientes para que no inicien acciones legales”

“Mientras las madres lesbianas son amenazadas con ser despojadas de sus hijos, las menores de edad ven impedidas sus posibilidades de estudio, luego que sus padres les negaran todo tipo de asistencia a raíz de su orientación sexual”, sostuvo la investigación de Derechos Humanos.

Del total de los casos o denuncias por discriminación, el 28.5 por ciento afectó sin distinciones a gays, lesbianas y transgéneros y transexuales. El 30.6 por ciento dañó exclusivamente a gays, el 24.4 por ciento exclusivamente a lesbianas y el 16.5 por ciento exclusivamente a transgéneros o transexuales.

Detalló además que entre el 2002 y 2006 se han registrado en Chile 267 casos de discriminación (nueve son asesinatos), conteniendo el 2006 el 18.4 por ciento del total de atropellos ocurridos en los últimos cinco años.

En relación al movimiento chileno de minorías sexuales, el Informe resalta que el 2006 estuvo marcado por una consolidación de este sector en su campo de acción sociopolítica, toda vez que amplió su intervención hacia ciertos sectores del Estado, de los partidos y de la Iglesia Católica con los que hasta antes del 2006 nunca había dialogado.

También en el año tuvo lugar la más amplia movilización y expresión afectiva y política de las minorías sexuales en los espacios públicos, toda vez que se registraron tres eventos masivos en la Región Metropolitana y otras cuatro manifestaciones en Santiago, Temuco, Concepción y La Serena que sacaron en total unos 28 mil gays, lesbianas, bisexuales y transexuales a las calles.

A ello se sumaron tres importantes reconocimientos recibidos por el Movilh en función del trabajo desarrollado en contra de la discriminación, además del surgimiento de nuevas organizaciones en regiones y una sólida coordinación entre grupos de transexuales.

Por último, de la totalidad de casos del 2006, el movimiento de minorías sexuales intervino con soluciones y/o respuestas para paliar o eliminar los atropellos en el 98 por ciento de los hechos, esto es en 48 de los 49 sucesos.

Del total de 49 casos del 2006, el Movilh expresó “una gran satisfacción, pues nuestra organización intervino en 46 hechos, es decir el 93 por ciento de los atropellos”.

Puntualizó que este tipo de intervenciones, para ser consideradas válidas, involucran no sólo la recepción de una denuncia, sino que “la corroboración de su veracidad confrontando de manera directa las versiones con víctimas, victimarios y las fiscalías, además de ejecutarse respuestas concretas para paliar los atropellos e impedir su reedición”.

El V Informe de Derechos Humanos es el más completo efectuado hasta ahora en Chile, pues junto con detallar las acciones de todas las organizaciones de minorías sexuales del país, hace un extenso balance cuantitativo y cualitativo de la situación de gays, lesbianas, bisexuales y trans en los últimos cinco años y detalla los logros históricos de los últimos 15 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo