viernes, 18 de julio de 2008

VENEZUELA: Encontrarse en otro cuerpo

Fuente: El Nacional (Venezuela)-.
--------------------------------------------

Sentirse atrapada en una anatomía que no se corresponde con la manera de pensar es un calvario, que termina con el cambio de sexo. Esta es la historia de Tatiana Newman

Me empecé a vestir de mujer con la ropa de mi mamá a los 7 años de edad. Eso lo hice 3 veces nada más. Cuando llegué a los 10 o 12 años y mis padres me dejaban solo en la casa, me maquillaba. No lo veía como un juego, era algo natural. Eso viene intrínseco. Hacía esas cosas de niño porque no tenía conciencia de lo que me pasaba ni del sexo.

Decía: “Voy a contar hasta 100 y que me convierta en niña”. Vi en la televisión que Christine Jorgensen regresaba a Nueva York desde Dinamarca, feminizada gracias a las hormonas y con su CRS (Cirugía de Reasignación Sexual = "cambio de sexo"), realizada (Christine Jorgensen empezó a tomar estrógenos. Su caso dio la vuelta al mundo: en 1950 llevó a la opinión pública el término transexual). Así supe que no estaba sola en el mundo.

Estoy segura de que si hubiera hecho el cambio a los 20 años de edad, sería mucho más feliz. Claro, no me arrepiento de haber tenido dos hijos. Pero antes tuve que hacer las cosas que había que hacer: graduarme, tener una familia, todo lo que exige cumplir con una vida "normal". Luego vino el divorcio –que nada tuvo que ver con mi deseo de ser mujer- y dije: “Ahora puedo ser lo que quiero”.

El cambio me lo hice a los 62 años de edad, en Trinidad, Colorado, la capital transexual de Estados Unidos. Ahorré por años para hacerla. Me operó una mujer transexual, Marci Bowers.

Me siento bien cuando en la calle me dicen señora. Eso hizo que me sintiera bien. Claro, soy una mujer grande, más alta, distinta, pero me siento mujer, puedo ponerme la ropa que me gusta, sentirme bonita. La primera vez que salí a la calle fue extraño, porque una cosa es vestirse de mujer en el cuarto y otra delante de todo el mundo. Con las hormonas, ganas peso, las uñas se parten. Una se hace más suave. Ahora siento que soy más sensible; antes era muy explosivo. La persona no cambia, cambia el exterior.

Tatiana Newman
64 años de edad, fotógrafa
-------------------

Nota Personal: Cristine Jorgensen, fue actriz en Hollywood, hizo películas entre las décadas de los ´50 y ´60.

Video-entrevista a Christine Jorgensen en 1957 (En Inglés):
-------------------

Christine Jorgensen Reveals (1957)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo