miércoles, 6 de diciembre de 2006

Asesinan a dirigente trans en Argentina que había denunciado abusos policiales

(Todas las Agencias de Prensa)(Agencia Reuters)-.
---------------------------------------------

Pelusa Liendro, (fotografía derecha), dirigenta de las travestis de Salta, fue asesinada de madrugada.
En octubre pasado Liendro había denunciado agresiones y vejámenes por parte de la Policía de Salta, reclamando garantías para ese colectivo y la asignación de una “zona roja” para las travestis.

Pelusa, murió a las 1.30 de la madrugada de el pasado miércoles día 29 de noviembre, en el Hospital San Bernardo, durante una operación en el tórax, zona en la que fue gravemente herida. Según las primeras informaciones, Liendo fue atacada en las cercanías de su casa de la que salía para realizar una visita a familiares. De acuerdo a fuentes policiales,
Liendro fue atacada en un barrio de la zona Oeste de la ciudad, en el interior de un vehículo Land Rover.

El Jefe de la Policía, Comisario General Gilberto Pereyra dijo que "alguien avisó a la Policía que en ese lugar había una persona herida. Fue trasladado al Hospital San Bernardo donde falleció a la hora de llegar".

El Jefe policial indicó que las heridas se presentaban en el cuello, el tórax y otras partes del cuerpo, y que pese a haber sido trasladado con vida, la víctima no pudo aportar datos sobre su atacante.

La víctima fue herida en el interior de su vehículo, marca Land Rover color gris, hallado en plena vía pública

Hace un mes, Liendo participó activamente en la organización del Día del Orgullo Gay, ocasión en la que hizo declaraciones públicas en las que denunció malos tratos por parte de la policía local.

Con el asesinato de Liendo, sus denuncias cobran dramática actualidad y reabren un debate rodeado de prejuicios, presiones y silencios

Sepultan a la travesti asesinada

Los restos de Pelusa Liendro, titular de la Asociación de de Travestis de Salta, fueron sepultados esta mañana en el cementerio parque Divina Misericordia.
“A mi hermano lo mataron por abrir la boca”, dijo una de sus hermanas. Defensor de los derechos de ese colectivo, Liendro creía que las travestis debían organizarse para lograr que esos derechos fueran respetados, no sólo por la sociedad, sino también por la policía.

“Nosotras tenemos más miedo a la policía que a los delincuentes. Los delincuentes buscan robarnos. Pero los policías hacen más que eso: nos quitan el dinero, abusan sexualmente de nosotras, no nos pagan y además nos meten presos”, repetía Liendro.

El robo de su coche, un ajuste de cuentas por deudas y
una venganza policial, son considerados como posibles móviles del crimen. El jefe de la Comisaría Segunda negó que la policía tuviera relación con el hecho. “Estamos investigando el caso y confiamos en que vamos a poder esclarecerlo”, dijo el titular de esa Comisaría.

“Pelusa” Liendro, de 41 años y miembro de una familia de siete hijos, fue asesinada a puñaladas en la madrugada ayer en el interior de su coche. Liendro fue socorrida por una vecina, minutos después de ser atacada por un individuo que se dio a la fuga. La dirigente travesti fue atacada en Ángel Zerda al 1300, pasaje próximo a la estación ferroviaria, en la zona Norte de la ciudad.

Liendro fue auxiliada por dos vecinas que llamaron a la policía y pidieron una ambulancia. La dirigenta travesti ingresó al Hospital San Bernardo con vida.
La gravedad de las heridas en el tórax y en el cuello, y el tiempo transcurrido entre la agresión y su traslado a ese Hospital, complicaron el cuadro de Liendro, que murió a la madrugada.

El martes 7 de noviembre, Liendro encabezó la Marcha del Orgullo Gay que recorrió las calles céntricas de la ciudad.

Varios grupos gay se concentraron en el Parque San Martín, por cuyas calles pasó esta mañana el cortejo que acompañó los restos de “Pelusa” Liendro.

Al comenzar esa marcha, Liendro dijo que
“los funcionarios no se sientan a debatir lo que nos pasa. Sólo conocen la política de las multas y el calabozo. Eso no soluciona el problema. Nosotras no queremos molestar a los vecinos de la zona donde estamos. Por eso pedimos que nos asignen una zona roja, en la avenida lateral del Estadio Martearena”.

Según las travestis y prostitutas que compartieron preocupaciones:
“Pelusa fue una luchadora. Tenía mucha generosidad. Siempre era la que estaba al frente de la defensa de las compañeras agredidas por la policía. Todos la respetábamos y tuvimos en ella una gran defensora de nuestros derechos”, dijeron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo