martes, 7 de noviembre de 2006

Congreso España aprueba Ley Transexuales con votos todos grupos menos Partido Popular

carlaantonelli.com/El País/(Todas las Agencias de Prensa)-.
------------------------------------------------------------

La Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados ha aprobado Ley de Identidad de Género que permitirá a los transexuales a cambiar el nombre y el sexo en el DNI, aún cuando estas personas no hayan cambiado de sexo quirúrgicamente.

Sólo el PP se opone en el Congreso a la ley para el cambio de sexo de los transexuales.

País/Emilio de Benito-. Las personas transexuales podrán cambiar el nombre y el sexo que figura en el Registro Civil sin necesidad de someterse a una cirugía de reasignación de sexo. La ley que regula el proceso fue aprobada ayer en el Congreso con los votos de todos los grupos menos el PP. Este partido defendió el sistema actual, que exige operación completa y una sentencia judicial, lo que dificulta mucho el proceso. IU logró sacar adelante una enmienda que permitirá que la esposa de una lesbiana que tenga un hijo por inseminación artificial se pueda inscribir como madre del niño.

La ley -que ahora tiene que aprobar el Senado- fue definida por la activista transexual y miembro del PSOE Carla Antonelli como "la más avanzada del mundo". Otros países regulan el cambio de datos registrales sin exigir una cirugía completa, como Reino Unido, pero el modelo español va más allá al poderse aplicar retroactivamente: las personas transexuales que ya han pasado por el proceso de "acomodar sus características físicas al sexo reclamado", según lo describe la ley, no tendrán que volver a empezar. Bastará un certificado de su médico o, en su defecto, de un forense para que se les reconozcan los derechos de la ley.

"Este aspecto [que fue aprobado ayer gracias a una enmienda de Rosa Bonàs, portavoz de ERC] es muy importante, porque da cobertura a las personas transexuales que ya han pasado por el proceso de hormonación y otros cambios, incluso para aquellas que se han automedicado y que llevan años viviendo conforme a su sexo psicosocial", indicó Antonelli.

Este aspecto fue también uno de los que resaltó la ponente socialista, Carmen Montón. La diputada afirmó que, aunque no hay un censo, se calcula que en España viven unas 7.000 personas transexuales. "Pero aunque sólo hubiera una la ley tendría sentido. Se trata de una cuestión de derechos humanos", indicó.

La portavoz del PSOE negoció hasta el último momento acuerdos con otros partidos, sobre todo ERC e IU.

El PSOE contó con el apoyo de casi todos los grupos. Los mayores rechazos fueron de CiU, cuyo portavoz, Jordi Jané, criticó que no se hubiera contado con ellos, y del PP. Este último partido votó -casi siempre solo- contra toda la ley. Su portavoz, Juan Santaella, recordó que el 21 de diciembre de 2000 el PSOE había defendido en el Senado una proposición de ley que exigía cirugía de reasignación genital completa y una sentencia para registrar el cambio de sexo.

Montón defendió su posición con energía: tras recordar que más de un 80% de las personas transexuales están en el paro, y que un 50% intenta suicidarse en algún momento, manifestó su "orgullo" de pertenecer a un partido que había sabido "progresar de la mano de la sociedad".

Aunque votó a favor de la ley, las otras críticas llegaron de Isaura Navarro, de IU-ICV. La diputada consiguió que se aprobara la enmienda que corrige la situación de los matrimonios de lesbianas que tienen un hijo por inseminación. Esta vez nadie del PSOE argumentó, como hizo el Ministerio de Sanidad en 2005, que el artículo 108 del Código Civil limita la filiación matrimonial a cuando "el padre y la madre están casados entre sí". En cambio, ni Navarro ni Jané consiguieron que la ley se aplique a los documentos que se dan a los transexuales extranjeros (permisos de residencia o trabajo).

Otro desacuerdo fue la posibilidad de que los menores de edad, debidamente diagnosticados, iniciaran el proceso de cambio de sexo. Navarro criticó que se les condenaba a sufrir acoso y discriminación. Montón rebatió que un adolescente puede comenzar el tratamiento médico y cambiar los papeles al cumplir 18 años (o al emanciparse a los 16). En la ley no se incluye que la sanidad pública financie el proceso de reasignación de sexo. La portavoz socialista dijo que confiaba en que las comunidades siguieran los pasos de Andalucía, Extremadura y Aragón y lo incluyan.

El Congreso aprueba la ley que permite cambiar de nombre y sexo sin cirugía

La Razón-. Los transexuales ya podrán cambiar su nombre en los documentos públicos sin necesidad de una operación quirúrgica y sin una resolución judicial. Ayer la Comisión de Justicia del Congreso aprobó la Ley Reguladora de la Rectificación Registral de la Mención Relativa al Sexo de las Personas (Ley de Identidad de Género), que permite a los transexuales cambiar la inscripción registral de su sexo cuando no se ajuste a su verdadera identidad de género. El texto fue aprobado con los votos favorables de todos los grupos parlamentarios, salvo el PP, y tras el debate de las más de 90 enmiendas presentadas al texto.

La Ley de Identidad de Género, que ha sido remitida al Senado, destaca que la rectificación de nombre y de sexo en el Registro Civil se llevará a cabo cuando el transexual acredite que le ha sido diagnosticado «disforia de género». Además, la ley aclara que para el citado cambio registral no será necesario que el solicitante haya sido sometido a una intervención quirúrgica de cambio de sexo.

En cambio, el transexual deberá acreditar que ha sido tratado médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado. Los transexuales que por razones de edad o salud no puedan someterse a intervención quirúrgica o no se puedan hormonar también podrán beneficiarse de esta ley, siempre y cuando aporten certificación médica de tales circunstancias. El cambio de sexo y nombre en el Registro Civil obligará a estas personas a solicitar la emisión de un nuevo DNI, aunque se conservará el número de documento nacional de identidad.

Por otro lado, el texto incorpora la enmienda defendida por la diputada de IU-ICV, Isaura Navarro, para que a través de esta Ley de Identidad de Género se modifique la recién aprobada Ley de Reproducción Asistida, a fin de que las lesbianas puedan ser madres de los hijos «in vitro» de sus cónyuges. Concretamente, la citada enmienda recoge la petición de modificación del artículo 7 de la Ley de Técnica de Reproducción Asistida, al objeto de que la esposa de una lesbiana pueda manifestar ante el encargado del Registro Civil que consiente en que cuando nazca el hijo «in vitro» de su cónyuge se determine a su favor la filiación respecto del nacido.

Por contra, fueron rechazadas las enmiendas presentadas por IU- ICV y ERC a fin de que esta ley beneficie a los inmigrantes y a los menores de edad y que contaban con el apoyo de todos los colectivos transexuales de España. «No era posible que beneficiara a los extranjeros porque esta ley está sujeta a la nacionalidad y, además, podría ocurrir que una persona tuviera simultáneamente dos sexos diferentes legales dependiendo de por dónde se moviera», explica Carmen

Montón, diputada del PSOE.

Montón subrayó la importancia de esta ley, pues evitará a los transexuales los problemas que les plantea una documentación que no refleja su verdadera identidad . Por su parte, el diputado del PP Juan Santaella rechazó esta ley, porque, según dijo, permite los cambios registrales sin autorización de un juez y sin que el transexual se someta a una operación quirúrgica. Algo que también apoya el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, quien advirtió de que esta ley creará una «gran inseguridad jurídica».

Se podrá cambiar de nombre y de sexo sin cirugía y sin sentencia

El Congreso aprueba la Ley de Identidad de Género con el 'no' del PP y el apoyo del resto, incluido CiU, que por la mañana anunció abstención

El Mundo-.
Los transexuales españoles no necesitarán el permiso de un juez ni el bisturí de un cirujano para tener un nombre y unos documentos en sintonía con el sexo que sienten, aunque no se corresponda con el que les dio la biología. Obra y gracia de la Ley de Identidad de Género, aprobada ayer con las manos alzadas de todos los grupos parlamentarios y con los brazos caídos del Popular. Entre los síes se vio a CiU, que había anunciado por la mañana la abstención y que se limitó a votar «simbólicamente» en contra de un artículo técnico como castigo a la «negativa del PSOE a negociar enmiendas», dijo Jordi Jané, lo que algunas malas lenguas extendieron después con sorna a la formación de gobierno en Cataluña.

«Es una ley pionera, un paso revolucionario, una ampliación de derechos para los 7.000 transexuales que hay en España, el 90% de los cuales se ve abocado a la marginación», resoplaba la socialista Carmen Montón, tras una sesión que alternó tecnicismos con referencias mayúsculas a la igualdad, el progresismo o la Historia.

Desde ayer, la ley se fue de viaje al Senado, donde se aprobará definitivamente o se llenará de muescas para volver al Congreso. Pero todo está planeado para que este derecho nuevo pise la calle a principios de 2007, año de elecciones para cambiar gobiernos o sexos.

El texto parido ayer en la caldeada Comisión de Justicia garantiza el derecho de toda persona diagnosticada con disforia de género a cambiar su nombre y su sexo en el Registro Civil. Necesitará que el diagnóstico lo firme un médico colegiado en España o cuyo título haya sido homologado aquí. Ese documento deberá hacer referencia a la «disonancia entre el sexo morfológico inicialmente inscrito y la identidad de género sentida por el solicitante». También tendrá que acreditar la «ausencia de trastornos de personalidad que pudieran influir en la existencia de esa disonancia». Una de las defensoras de ese párrafo, Isaura Navarro (IU), decía en los pasillos que es una garantía para «no psiquiatrizar la transexualidad».

El transexual deberá acreditar dos años de tratamiento hormonal, salvo que por razones de salud no pueda recibir esa medicación. La demostración del tratamiento será cosa del médico que siguió el proceso o, si no puede ser localizado, de un forense, una matización ganada por ERC.

Quedan fuera los extranjeros y los menores, dos insistencias de los colectivos trans y de muchos partidos. «Ojalá legisláramos para todo el planeta. Pero no podemos meternos en legislaciones extranjeras. Los inmigrantes no cabían técnicamente en esta ley. Es una lucha pendiente», reconocía Carmen Montón con pinta de futuro.

Párrafo nuevo para decir mamá y mamá

Izquierda Unida aprovechó que el 'Pisuerga' de la Comisión de Justicia pasaba por Madrid para plantear una modificación de la Ley de Reproducción Asistida. Y ganó. A partir de ahora, la mujer que esté casada con otra mujer podrá ser tan madre como su cónyuge cuando ésta dé a luz un hijo. «Así no tendrá que recurrir a la adopción para ser madre. Esto rellena un vacío legal», contaba anoche la diputada de IU Isaura Navarro.

Congreso España aprueba Ley Transexuales con votos todos grupos menos Partido Popular

EFE/Europa Press/Servimedia-.
El texto fue aprobado con los votos favorables de todos los grupos parlamentarios, salvo el PP, y tras el debate de las más de 90 enmiendas presentadas al mismo.

La Ley de Identidad de Género, que ha sido remitida al Senado, destaca que la rectificación de nombre y de sexo en el Registro Civil se llevará a cabo cuando el transexual acredite que le ha sido diagnosticado disforia de género.

Además, la ley aclara que para el citado cambio registral no será necesario que el solicitante haya sido sometido a una intervención quirúrgica de cambio de sexo.

La norma tendrá carácter retroactivo y el transexual deberá acreditar que ha sido tratado médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado.

Los transexuales que por razones de edad o salud no puedan someterse a intervención quirúrgica o no se puedan hormonar también podrán beneficiarse de esta ley, siempre y cuando aporten certificación médica de tales circunstancias.

El cambio de sexo y nombre en el Registro Civil obligará a estas personas a solicitar la emisión de un nuevo DNI, ajustado a la inscripción registral rectificada. En todo caso se conservará el mismo número de documento nacional de identidad.

No prosperaron, en cambio, las enmiendas defendidas por las diputadas de IU-ICV Isaura Navarro y ERC Rosa María Borrás que pretendían reconocer los mismos derechos a los extranjeros con tarjetas de residencia.

IU-ICV también postuló que pudieran acogerse a la ley los menores de edad con autorización paterna, lo que fue rechazado por el PSOE.

La diputada del PSOE Carmen Montón calificó de 'revolucionario' el avance social que supondrá la ley, que, según dijo, 'no es una propuesta frívola', sino un 'compromiso con la Justicia, los derechos civiles y humanos'.

Montón recordó que nueve de cada diez transexuales no tienen trabajo, dijo que muchos de ellos se ven abocados a la prostitución y aseguró que la mitad de las personas diagnosticadas de 'disforia de género' termina suicidándose.

Su intervención, en la que, entre otras cuestiones, acusó al PP de 'excesivo conservadurismo, falta de modernidad, lejanía de la realidad social y nulo compromiso con todas las personas', provocó una cadena de réplicas de los otros grupos, hasta el punto de que el portavoz del PNV, Emilio Olabarría, ironizó diciendo que estaba asistiendo 'más a un mitin' que a una comisión parlamentaria.

La nueva normativa, según la exposición de motivos, trata de garantizar 'el libre desarrollo de la personalidad y la dignidad de las personas cuya identidad de género no se corresponde con el sexo con el que inicialmente fueron inscritas'.

Por su parte, el diputado del PP Juan Santaella rechazó esta ley, porque, según dijo, permite los citados cambios registrales sin autorización de un juez y sin que el transexual se haya sometido a una intervención quirúrgica de cambio de sexo.

Finalmente, los socialistas no aceptaron las enmiendas propuestas por el Partido Popular que pedían la necesidad de una operación quirúrgica y un trámite judicial. Asimismo, los menores no podrán recurrir al cambio de sexo hasta alcanzar la mayoría de edad, aunque lo pidan a través de un tutor, aunque sí podrán iniciar un tratamiento para solicitar la reasignación de sexo cuando alcancen los 18 años.

El resto de grupos parlamentarios expresaron su apoyo a esta ley que da solución a la situación de discriminación que sufren los transexuales al tener unos documentos oficiales que no reflejan su identidad de género.

Esta aprobación ha contado con la abstención "simbólica" de CiU en el artículo segundo, para denunciar la actitud del PSOE.

Los convergentes han reprochado al Gobierno el que no se haya negociado con su partido ninguna de sus enmiendas.

Pedro Zerolo

El dirigente socialista Pedro Zerolo ha asegurado que la Ley de Identidad de Género "sitúa a España como el país con la legislación más avanzada del mundo en el reconocimiento de la dignidad y los derechos de las personas transexuales".

El secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE, por otra parte, ha criticado las propuestas del PP que, en su opinión, pretendían el mantenimiento de la "discriminación y estigmatización de las mujeres y hombres transexuales".

1 comentario:

  1. ¡Felicitaciones a todas las personas Trans españolas!
    ¡No es el ideal, pero es la mejor legislación del mundo! ;) Espero que nosotros, en este lado de la frontera hiberica, podemos lograr lo mismo pronto.

    ResponderEliminar

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo