sábado, 18 de febrero de 2006

Congreso aprueba por unanimidad crear comisión para regular prostitucion voluntaria

Noticia extraída de Carla Antonelli

También en la noticia:

Discrepancias en el tripartito catalán por la ley de la prostitución

Colectivos de prostitutas aprueban la renta de reinserción pero afirman que Caldera elude el debate sobre la regulación

País-. El pleno del Congreso de los Diputados aprobó la creación de una comisión para estudiar la conveniencia de regular la llamada prostitución voluntaria, que pretende concluir sus trabajos en junio para elevarlos al Gobierno. La toma en consideración de la propuesta, promovida por la diputada de Izquierda Verde Carme García, fue apoyada por todos los grupos, aunque CiU mostró sus dudas sobre la necesidad de regular esta actividad. Su representante, Mercedes Pigem, objetó: "En este debate no se puede obviar la dimensión ética. La ley es fuente de aprobación o reprobación de las conductas. Muchos hombres que ahora no se atreven a aprovecharse de la prostitución lo harían si fuera legal". El PP, según explicó su diputada Enriqueta Seller, está de acuerdo con que se estudie el problema pero exige que mientras tanto el Gobierno combata la prostitución con todos los medios.

García señaló que esta aprobación abre en el Congreso "un debate difícil y muy responsable". La portavoz socialista en la Comisión de Derechos de la Mujer, Mariví Monteserín, explicó el apoyo de su grupo a la apertura de un proceso de estudio, pero se mostró en todo momento muy cautelosa respecto al resultado final del debate. "Para el PSOE, lo más urgente es luchar contra toda forma de explotación y proteger la seguridad de las víctimas, facilitándoles una salida a su situación. En este sentido, el Gobierno está trabajando en un plan integral de lucha contra el tráfico de mujeres y menores con fines de explotación sexual".

La división de opiniones sobre este asunto, no sólo entre los distintos grupos sino en el seno del PSOE, el que apoya al Gobierno, complica cualquier decisión. Por eso mientras los socialistas catalanes apoyan la regulación, y así lo ha promovido la Generalitat, el Instituto de la Mujer, dependiente del Gobierno, se ha mostrado claramente en contra de la opción catalana. Fuentes del Ejecutivo consultadas admiten la dificultad de poner de acuerdo las distintas opiniones, sobre todo en el mundo del feminismo, y temen que eso complique llegar a una resolución de consenso en la comisión.

Izquierda Verde pretende que los trabajos concluyan en junio para elevarlos al Gobierno en forma de recomendaciones y que éste pueda preparar una nueva legislación en otoño. Durante los próximos meses se producirán diversas comparecencias de expertos y afectados, y especialmente de responsables de los países europeos donde se han puesto en marcha distintos modelos de regulación.

Discrepancias en el tripartito catalán por la ley de la prostitución

La consejera de Bienestar quiere crear 'zonas rojas' en la calle, y la de Interior se opone

El debate sobre la regulación de la prostitución en Cataluña ha provocado nuevas discrepancias en el seno del Gobierno tripartito. La consejera de Interior, Montserrat Tura (PSC), rechazó ayer que se permitan "zonas de tolerancia" para ejercer la prostitución en la calle, tal como defiende la titular del Departamento de Bienestar y Familia, Anna Simó (ERC). Según Tura, la medida conduciría a estas áreas a la marginalidad.

La consejera Tura presentó el martes a los responsables del Gobierno catalán un borrador del anteproyecto de ley para regular la prostitución. El texto, elaborado por el Departamento de Interior, prevé la prohibición, sin matices, del ejercicio de la prostitución en la vía pública. Simó se mostró favorable a erradicar esta actividad de la calle. Pero con una condición: que se habiliten determinadas "zonas de tolerancia". Explicó que estas áreas al aire libre darían "garantías y seguridad" tanto a las trabajadoras sexuales como a sus clientes.

La titular de Bienestar y Familia argumentó que, si la actividad se retira de forma drástica de las calles, las prostitutas correrán mayor riesgo de caer bajo el control de las mafias. "Hay que pasar un periodo de transición y permitir las zonas de tolerancia, al menos de forma provisional", dijo. Simó añadió que esta medida cuenta con el respaldo de las asociaciones y entidades que trabajan con las prostitutas.

Contra los argumentos de la consejera republicana, Tura replicó que no se pueden estableces áreas diferenciadas, porque correrían el riesgo de caer en la marginalidad. Y citó un ejemplo: "¿Se imaginan a Barcelona señalando la calle de Ganduxer [en la zona alta de la ciudad] como un área de este tipo?".

Simó recordó que el texto redactado por Interior es "sólo un borrador". En las próximas semanas, los departamentos del Ejecutivo catalán harán sus aportaciones. "Creo que en un par de meses podremos tener un documento definitivo", avanzó.

Críticas a la ordenanza

Pese a la manifiesta diferencia entre los planteamientos de Tura y de Simó, esta última insistió en que no mantiene ningún tipo de discrepancia con la consejera de Interior. "Nada más lejos de la realidad: sacar la prostitución de la calle es compatible con que haya zonas de tolerancia". Para justificarlo, Simó se acogió a las críticas de Tura sobre la ordenanza de civismo que recientemente ha aprobado el Ayuntamiento de Barcelona. Ambas coincidieron en resaltar las carencias de la normativa municipal, que limita la prostitución callejera.

El problema, según manifestó Tura ayer en una entrevista a la emisora pública Catalunya Ràdio, es que el texto dice a las prostitutas "aquí no, pero no les dice dónde sí" pueden ejercer la prostitución. Esto da lugar, a juicio de Tura, a "dificultades de aplicación práctica" de la normativa. Estas declaraciones, horas más tarde, las suscribió Simó, que hizo un balance positivo de los dos años de gestión al frente de las políticas sociales de la Generalitat.

Colectivos de prostitutas aprueban la renta de reinserción pero afirman que Caldera elude el debate sobre la regulación

Europa Press-.
La portavoz del Colectivo Hetaira en Defensa de los Derechos de las Prostitutas, Cristina Garazabal, valoró hoy de forma positiva, en declaraciones a Europa Press, la posibilidad de aprobar una renta activa de reinserción para los trabajadores del sexo que dejen la calle.

Garazabal entiende que el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, "no se suma a las posiciones abolicionistas" del Instituto de la Mujer pero "elude la cuestión de fondo" sobre la posibilidad de regular en España la prostitución, tal y como reclama este colectivo.

Según la portavoz de Hetaira, los responsables de la Administración "siempre están preocupados por las que quieren dejar la prostitución" pero se pregunta "qué pasa con las que quieren seguir trabajando y hacerlo en mejores condiciones". "Creemos que el ministro está escondiendo otra vez la cabeza debajo del ala", destacó.

A su modo de ver, la solución a la situación de estas mujeres pasa por reconocer que la prostitución es un trabajo y por tanto "que tienen los mismos derechos laborales y sociales que el resto de trabajadores".

En este sentido, esta asociación cree que la propuesta de regulación planteada por la Consejería de Interior de Cataluña "tiene aspectos muy positivos como el intento de limitar los abusos de los empresarios de los clubes de alternes".

Sin embargo, advierte de que "se equivoca al imponer por ley que todas las prostitutas trabajen en locales cerrados, prohibiendo la prostitución de calle". "A lo único que llevan es que esa situación se desarrolle en la ilegalidad y por lo tanto en peores condiciones para las personas que están en ella", añadió.

UNA LEY SIMILAR A LA HOLANDESA

El Colectivo Hetaira es partidario de impulsar una ley similar a la holandesa que permita pactar con las autoridades el establecimiento de locales de ejercicio y barrios rojos donde las prostitutas pudieran trabajar en la calle, "en mejores condiciones de tranquilidad, de seguridad, sin molestar a nadie y sin que nadie les moleste a ellas".

Asimismo reclama una protección social, con el reconocimiento de derechos laborales y sociales, tanto para las mujeres que trabajan por cuenta propia como las que trabajan en los clubes. "Los propietarios de estos locales imponen sus reglas y, en este sentido, la propuesta de la Generalitat es positiva porque intenta recortarlos", concluyó. la portavoz.


1 comentario:

  1. asociacion majestic20 de mayo de 2008, 21:05

    si a la regularizaciòn ó legalizaciòn de la prostitucion voluntaria las razones en la ASOCIACIONMAJESTIC,
    www.asociacionmajestic.org espero que cuando lo lean entiendan el porque del si a la regularizaciòn. aceptamos sus comentarios.
    saludos de asociacion majestic

    ResponderEliminar

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo