lunes, 5 de diciembre de 2005

La FELGT celebra "con alegría" la Constitución el año que son "por primera vez, ciudadanos con total plenitud"

Extraído de Europa Press

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGP), Beatriz Gimeno, declaró hoy, mediante un comunicado,
en la víspera del 27 aniversario de la Constitución Española, que el colectivo celebrará el día "con alegría", porque "tras años luchando, --dijo-- por vez primera" son ciudadanos "con total plenitud".


Este "sueño hecho realidad", como lo calificó Gimeno, ha sido posible con la modificación del Código Civil que permite que gays y lesbianas puedan
"acceder en igualdad al matrimonio".


La presidenta de FELGT aprovechó la fecha, además, para abogar por los derechos de los transexuales(1) se hagan "realidad. Derechos que, --señaló-- se recogen en el artículo 10 de la Carta Magna cuando habla del derecho a "la dignidad" y "libre desarrollo de la personalidad" y el artículo 43 que se refiere al derecho a "la protección de la salud".


Por otro lado, Gimeno criticó al Partido Popular por presentarse como "garante de la Constitución", ya que --afirmó-- se ha opuesto repetidamente a que lesbianas y gays "alcanzaran los derechos que les convertían en ciudadanos y ciudadanas en igualdad, ha interpuesto un recurso contra la universalidad de los derechos e intentó impedir hace dos años que gays y lesbianas celebraran un acto de apoyo a la Constitución".




jueves, 1 de diciembre de 2005

Violencia: Cristal, el precio de sentirse mujer

Encuentro este relato de Cristal, por la Web, su relato personal me sobrecoge, es la razón por la que aquí la expongo, la vida de una mujer en Cuba, su vida a sido y es muy dura, pero aun así, nos demuestra, que mientras una reconozca ante si misma y el mundo quien es, Cristal, nos muestra, su optimismo.

Extraído de
Caminos, escrito por Dalia Acosta/SEM-Cuba.

29/Nov/2005 La vida cambia cuando cae la noche. Cristal viste su falda de mezclilla bien corta, peina su pelo con esmero, maquilla su rostro como pocas saben hacerlo, se pone un par de altos tacones y sale a la calle a desafiar al mundo.

“Entonces no hay quien diga que nací hombre. Esa es mi cuota diaria de felicidad. Me gusta sentirme así…mujer”, confiesa a SEM en la sede del Centro Provincial de Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual y Sida
, en la occidental provincia de Pinar del Río, donde colabora como promotora de salud. La aceptan como es y puede ser ella misma. Mucho tuvo que pasar para llegar hasta aquí. Desde el instante en que descubrió que se sentía bien vistiéndose de mujer, siendo mujer en cuerpo y alma, asumió también que “hay cosas en la vida que sólo se pueden hacer con mucha dignidad y orgullo. “Me dije ‘quiero hacer esto pase lo que pase’ y tomé el rumbo que debía tomar. Tenía que ser lo que yo sentía”, afirma.

Ahora, cuando entra al aula del curso de superación integral, una forma de terminar y continuar estudios, respira profundo y sigue adelante:
“Todos los días es una guerra distinta. No me aceptan en las actividades, no puedo ponerme aretes, pintarme las uñas o usar hebilla para recogerme el pelo. Pero yo ahí, si quieren que me vaya tienen que botarme”.

Como tantos travestis y transexuales, Cristal se vio un día en la calle, sin un techo para dormir y ningún familiar dispuesto a aceptarlo.
“Pueblo chiquito, infierno grande”, dicen en Cuba, y justo en un infierno se convirtió para Cristal la ciudad occidental de Pinar del Río, a 140 kilómetros de La Habana.

“Mi madre y mi padre se divorciaron y yo me crié con mi abuela. Ella tenía un carácter muy fuerte, creo que por ahí salí a ella, pero se enorgullecía de ser muy ‘antipájara’, no podía con los homosexuales. No me dejó entrar al preuniversitario porque decía que iba a perder mi hombría”, cuenta Cristal.

Para la abuela “todo el mundo era un homosexual o bandido” y podía pervertir a su nieto. Cuando tuvo su primera relación con un hombre, a los 16 años, la abuela la botó de la casa.
“Él era un médico y me maltrataba. La relación no pasó de los seis meses y mi abuela me recibió de vuelta. Fue una locura. No quería que me vistiera de mujer y me vi de nuevo en la calle”.

Pasó el tiempo, la casa de la familia quedó en manos de la madre de Cristal y su hermano, y las cosas fueron de mal en peor.
“Mi tío era un dolor de cabeza; me golpeaba todo el tiempo. Tenía 17 años el día que me prohibió volver a la casa y yo iba de todas formas, pero tenía miedo de que si él me veía le hiciera daño a mi madre”.

Entonces asumió definitivamente su identidad y empezó a trabajar en espectáculos de travestis que proliferaban de manera semiclandestina, subterránea.

“Imagínate lo que es vivir en la calle. No me dejaban entrar en ninguna parte, no me dejaban trabajar ni estudiar. ¿Qué hacía? Tuve que coger la calle, andaba tirado por ahí, tratando de buscarme la vida. Lo mismo me prostituía que me iba para La Habana a buscar cosas para revender aquí”. El día que su padre se enteró de que su hijo era travesti fue a buscarlo machete en mano.

“Me llevó para un parque y lo menos que me dijo era que debía tirarme delante de un tren, que lo mejor que hacía era morirme, que iba a buscar un negro que me desbaratara por dentro. Y mira cómo es la vida: a los dos años volvimos a hablarnos y me aceptó como soy”.

Así fue hasta el día del diagnóstico. Cuando supo que era portador del virus de inmunodeficiencia humana (VIH, causante del sida), Cristal cayó en un estado depresivo tan profundo que quiso morir y, de hecho, intentó suicidarse. Sin embargo, por paradójico que parezca, el VIH lo salvó.

“Pasé el curso para promotores de salud entre hombres que tienen sexo con otros hombres y hace tres años que soy promotor de salud. Entendí la enfermedad, empecé a mirar las cosas de otra manera, a aceptarme a mí mismo, a no pensar que la vida se acabó para mi…todo lo contrario”.

Y en el día a día encontró el amor. “Es un muchacho de 22 años, mulato, promotor de salud, no es seropositivo. A él le gustan los travestis y me dice que si las parejas heterosexuales andan por la calle de la mano y se dan besos, las homosexuales tienen el mismo derecho”.

Así y todo, aunque estudie, sea un activista voluntario en la lucha contra el sida y tenga una pareja estable, la vida cotidiana sigue marcada por el fuerte rechazo social, la exclusión y el desconocimiento y falta de información sobre la diversidad sexual existente en la isla.

En Pinar del Río, como en otras regiones de Cuba, es fácil encontrar incluso personas homosexuales que expresan abiertamente su rechazo a travestis y transexuales porque no entienden la necesidad que “tiene un hombre de llegar al extremo de querer vestirse como una mujer”, refiere Cristal. “En la calle, todos los días y a toda hora, sientes el rechazo de hombres y mujeres. Nos gritan cosas, nos tiran botellas y jabas de basura, pasan en bicicleta y nos suben o bajan la falda…A veces nos ponemos agresivas, la cosa termina en pelea y, por supuesto, somos las culpables”, afirma.

Y añade que los insultos, burlas y amenazas vienen también de la policía. “Estás en una esquina hablando, vienen y te dicen que ahí no puedes estar, porque si pasa un turista extranjero qué va a pensar…Ni que no hubiera travestis en todos los países”.

Cristal sueña con trabajar en un cabaret, vestida de mujer, declamando poemas de amor y doblando canciones. Quizás, si hubiera podido estudiar y su vida hubiera sido diferente, ahora estaría trabajando en un teatro, en un centro de belleza o en un hospital como enfermero o médico. Nadie sabe.

“Me gustaría vivir como soy, sin que me estén señalando, aborreciendo o rechazando. Estar en paz con mi mamá, tener un lugar fijo donde vivir y no andar deambulando por la calle con mi pareja, ayudar a la gente a aceptar mi enfermedad y a tener valor para enfrentar a la sociedad”.

Confía en que el sida tendrá cura, en los muchos años que aún le quedan por vivir y en su más viejo sueño. “Me gustaría sentirme completamente mujer, no vivir más a pedacitos, no conformarme más con la imagen. Sentir que verdaderamente soy una mujer”.

Identidad diversa

Como en la Calle Real de Pinar del Río, los sitios de afluencia de travestis, transexuales y transformistas pueden encontrarse también en La Habana y en cualquier ciudad importante de esta isla caribeña. Un estudio de las psicólogas Janet Mesa y Diley Hernández, publicado por la revista cultural Temas,
asegura que estas personas podrían estar construyendo un nuevo grupo de identidad social en Cuba.

“La identidad nacional aparece vivida en estos sujetos desde el conflicto de sentirse orgullosos de ser cubanos, y al mismo tiempo, de no encontrar un lugar dentro de la sociedad”, afirman las especialistas y destacan que “el ser cubano tiene fuertes implicaciones” sociales, económicas y culturales y esto contribuye a “la conformación de una identidad muy diferente a la de otras personas en otros lugares del mundo y culturas”.

“Transformistas, travestis y transexuales: un grupo de identidad social en la Cuba de hoy” es el título de la investigación que incluyó entrevistas en más de una ocasión a 19 personas, entre 1998 y 2003. Independientemente de su autoclasificación, todas comparten la exigencia de querer “dar mujer” como norma grupal.

“Dar mujer” significa lograr una imagen lo más femenina posible. El fracaso en este empeño “puede implicar la sanción del grupo, materializada en la burla, la crítica y, por último, el rechazo”, añade el estudio y destaca que a la censura dentro de su propio grupo, o de la comunidad homosexual, se suma la marginación social que enfrenta la mayoría. Estas personas viven “bajo un discurso homofóbico y machista que celebra cualquier manifestación de repudio” contra ellas y que “justifica que los derechos y espacios individuales sean violados para salvaguardar una posición viril”, afirma el texto.

Entre las características comunes a todas, la investigación encontró el bajo nivel cultural asociado al temprano abandono de los estudios, sobre todo en la adolescencia cuando la definición sexual provoca el rechazo del grupo escolar. El estudio halló también que “aun cuando en la esfera laboral no existe, legalmente, prohibición para el empleo de estas personas, les es casi imposible encontrar un puesto de trabajo”.

“Los estereotipos sociales consideran inaceptable el empleo de un hombre vestido de mujer”, asegura. Así, la mayoría trabaja como artistas o peluqueras en negocios particulares, se siente frustrada profesionalmente, tiene una economía “inestable”, habita viviendas en muy mal estado y comparte pequeños espacios con muchas personas de bajo nivel cultural.

Marginalidad y violencia

A veces la prostitución se convierte en la única opción de vida. La marginalidad las hace vulnerables al sida y a la violencia de parte de sus parejas, muchas veces hombres heterosexuales. Así lo demuestra un estudio de Ada C. Alfonso y Mayra Rodríguez, especialistas del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), a partir de la experiencia de un grupo de jóvenes travestis, de cuatro ciudades del país, quienes se formaron como promotores para prevenir el VIH-Sida.


De acuerdo con sus observaciones, el maltrato psicológico se manifiesta en una gran variedad de actos, como las amenazas de abandono, las relaciones heterosexuales de noviazgo que los travestis deben aceptar de sus parejas,
las descalificaciones frecuentes, el aislamiento y hasta las prohibiciones a participar en actividades culturales o de “la farándula”.

Las bofetadas, las golpizas y los empujones son, según los propios entrevistados, las formas de violencia física que más han padecido, “tanto de sus parejas como de los miembros más cercanos de sus familias”, apuntan las especialistas.

Un proyecto del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) promueve una mayor comprensión social de la diversidad sexual y, desde hace años, apoya a transexuales cubanos en las gestiones legales para lograr un cambio de identidad. Transexuales y travestis no tienen acceso a implantes o cirugías estéticas y, por el momento, el sistema cubano de salud pública no incluye la operación de adecuación sexual.



martes, 29 de noviembre de 2005

La FELGT exige al Gobierno retire la financiación a la Iglesia

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGT) ha exigido hoy al Gobierno español que retire la financiación a la Iglesia católica, que "predica la discriminación".

La FELGT difundió un comunicado en el que hace esta petición tras la publicación, hoy, del documento del Vaticano que impide el acceso de
homosexuales al sacerdocio.---> Extraído de FELGT

El Vaticano publicó hoy este documento que cierra las puertas a los seminarios y al sacerdocio
"a aquellos que practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o apoyan la cultura gay".

En su nota, la FELGT acusa de "hipocresía" al Vaticano a la hora de afrontar la pederastia clerical.

La exigencia que esta organización plantea al Gobierno español será trasladada a la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas para que
"se haga extensiva a los diferentes Ejecutivos de la UE".

La FELGT considera que la prohibición establecida por el Vaticano en este documento
"contradice absolutamente la letra y el espíritu de la Constitución Europea".

En el comunicado, el responsable del área de asuntos religiosos de la FELGT, Juanjo Bosch, afirma que el documento es
"una flagrante discriminación de los cristianos homosexuales, ya que no hay datos que permitan afirmar que los seminaristas homosexuales estén menos capacitados que los heterosexuales para vivir en estado de celibatario en el futuro".

"Si la Iglesia católica quiere hacer frente a esa gran "traición estructural de la confianza" que se llama pederastia clerical, tendrá que plantear otras medidas que se basen en más rigor y mano dura, y que no consistan en la tradicional utilización de las personas con tendencia homosexual como chivos expiatorios; estas medidas no sólo son injustas, sino de dudosa eficacia y muy hipócritas".

------------------------

Extraído de ANSA EuroSur - Noticias de la Unión Europea para América Latína y Mercosur

– 29/11/2005 17:34GMT

Vaticano: protesta en España contra decisión de prohibir el sacerdocio a los gays

MADRID, 29 NOV (ANSA)
- La Federación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales pidió hoy al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que suspenda los financiamientos a la iglesia, en respuesta a la decisión del Vaticano de prohibir el sacerdocio a los homosexuales.

La Federación acusó a la iglesia católica de "predicar la violencia" y anunció que llevará su protesta ante las instituciones europeas porque, dice, la posición asumida por el Vaticano contradice totalmente la carta y el espíritu de la Constitución europea".

Según la entidad, el gobierno debe suspender cualquier contribución financiera a la iglesia católica que "predique la discriminación". (ANSA)

------------------------------------

Más Post relacionados:

Postura Vaticano alimenta discriminación, según transexuales


--------------------------------------

JAS y la dama del rock

Extraído de La República, escríto por Luis Palma.
Agita el abanico con la gracia que lo hubiese hecho la reina María Antonieta a fines del siglo XVIII en la corte francesa. Una Fiorella Cava completamente femenina se encargó de dejar en el pasado a Sergio, pero también es consciente de que la pasión por la música resultará un sello que los mantendrá unidos toda la eternidad.

Ese gusto por el rock la animó a rearmar, después de casi nueve años, la banda JAS junto a sus ex compañeros Jesús Hurtado ‘Jotache’ y Joni Chiape ‘Joni’. Para completar el cuarteto, y ante la ausencia de Coco Cortez ‘Atilio’, quien radica en los Estados Unidos, decidieron incorporar a Carlos Magán ‘Boui’.

“El grupo estaba en hibernación”, advierte la ahora pelirroja rockera. Bastó que los invitaran a simular un reencuentro en un espacio televisivo para prender aquella mecha que hoy los lleva a revivir una época dorada en los 80 y 90.

El próximo 3 de marzo, los asistentes al Teatro Peruano Japonés serán testigos de una muy publicitada reaparición. Entusiasmada y nerviosa a la vez por un próximo retorno a los escenarios, Fiorella no solo nos habló sobre los antecedentes de lo que fue juntar a sus ex compañeros ochenteros.

Sostiene también que otro de los grandes detalles del regreso será el uso de atrevidos vestuarios, quizás al estilo de la controvertida Paulina Rubio, pero también deja en claro que no desea convertirse en una vedette. Confiesa que en su afán de buscar los derechos para lograr su identidad legal, sorprendentemente fue asediada por un congresista. Revelaciones que darán que hablar.
–¿Qué animó a Fiorella regresar a la música junto a JAS ?

–Aparecimos en el programa Magaly Tevé y a los días Jotache me dice "¡Fiorella, qué te parece si nos volvemos juntar!". Me ha llamado Joni, me ha llamado Coco, me ha llamado gente que había estudiado primaria, amigas de la universidad, divorciadas, todo el mundo, un cariño. Estaba muy nerviosa, pensaba que la gente me iba a lapidar, pero ha sido todo lo contrario.

–Este retorno no solo es para un show, viene con disco incluido...

–Es un retorno. Estamos para proyectarnos hasta la internacionalización. Tenemos más madurez como músicos y artistas con la visión original que teníamos. En el concierto del retorno soltamos un par de temas que grabamos.

–Tu cambio de identidad concitó la atención mundial de la prensa. ¿Crees que eso ayuda de alguna forma en la publicidad?

–Simplemente es una circunstancia. Novedad sería que tocara una guitarra con cuatro manos. Mi caso es único en el mundo, soy una mujer trans, cantante, compositora, líder de un grupo. Abogada, antropóloga. Lo que le interesa a la gente es el arte. Cada día me siento más segura con mi voz, con la capacidad escénica que pueda tener. Sergio estaba limitado a un rol masculino y yo siempre he sido una mujer, me veía encerrada en una identidad que no era mía y que era un rol, ahora soy yo más libre de hacer lo que me da la gana.

–Hay un cambio en el timbre de tu voz. ¿Qué sucederá cuando estés en el escenario e interpretes canciones de antaño?

–¿Has escuchado a Melissa Etheridge? Ella es una guitarrista y cantante norteamericana con mucha potencia, puede cantar como Janis Joplin o como The Doors. Igualito yo, te puedo cantar una canción de una cantante femenina o de un masculino. La diferencia es que no tengo el timbre de un varón ni soy una soprano. Soy una rockera que canta y toca su primera guitarra. Eso sí, no una figurita que el enamorado la pone a cantar para sus amigos de la universidad.

–Hasta tienes diseñadores de vestuario.

–JAS siempre marcó diferencias. Mientras me sienta cómoda, lo que me caiga bien. Vestidos vanguardistas. Si me apetece usar un jean, lo voy a hacer. Cada cosa en su momento.

–¿Hay algo en especial en tus composiciones?

–Mucha gente se ha sentido identificada con las letras de JAS. Algunos me dicen caramba, esa de la canción Secuestro mental, la letra Me tienes atada a tu piel, esa era Fiorella. He dado muchas claves, por ejemplo el baile de Personalidad llamó a todo el mundo la atención. Era el baile de la marioneta, supuestamente había una persona desde arriba controlando mi cuerpo y mis piernas.

–En los 80, un diskjockey (Wolfie Medina) acusó de plagio a Sergio Cava. Dijo que el tema Hubo en el mundo no le pertenecía a JAS sino a otra banda americana.

–JAS siempre fue de vanguardia. Estas cosas las tomaba en forma deportiva. Cuando un grupo alcanza notoriedad, van a venir fulanos que te van a decir yo compuse eso en un campamento y de ahí ustedes se lo han copiado. La música son doce notas, son pocos acordes y el rock tiene su manera de expresarse. Ocho compases copiados, eso sí es plagio. Ahora son capaces de decir que me copié de Hedwig, una cantante transexual que fue líder de un grupo, que el vestido que tengo lo usó Paulina Rubio en tal video. Oye, no fastidien.

–¿Tus prendas tendrán similitud con las de Paulina Rubio?

–Un poco osado, pero tampoco soy vedete. No me gusta exhibir mucho, pero soy mujer y por ende sensual. Agresiva tampoco.

Congresista osado

–¿En algún momento la fama mareó a Sergio?

–Nunca. Nunca dejé de ir a comer mi chifita al Mercado Central. Nunca dejé de caminar por Paruro a husmear en las tiendas de ventas de instrumentos. Mira, no tengo carro, subo a una combi, bus, taxi, no pasa nada.

–¿Legalmente todavía no tienes un DNI como Fiorella Cava?

–Mis papeles dicen un nombre y un género que no es el mío (Sergio Cava). En mi DNI está mi foto y la firma de Fiorella porque yo puedo firmar como me dé la gana. Falta una ley de identidad de género, yo estoy peleando por eso pero de manera muy callada con algunos parlamentarios. Claro que por ahí también te das cuenta de que hay algún congresista que quiere acostarse contigo; entonces a eso le digo ¡fuera!... no me interesa.

–¿Ese congresista es oficialista o de oposición?

–No te voy a decir que el tipo me quiso violar, pero como mujer me doy cuenta cuando el interés de la persona no es lo que te dijo al principio. No diré el nombre para no hacer un escándalo político, porque no soy vedete para hacerlo.

------------------
Datos

CONCIERTOS.
El 3 de marzo JAS estará en el Teatro Peruano Japonés y el 5 formará parte de la Vendimia de Ica.
DISCO. En el show del Peruano Japonés se venderá un disco llamado Vuelves en tu ley de 13 canciones, donde están incluidos los dos nuevos temas. El precio será de 10 soles.
TELEMUNDO. El reportero Marcelo Urquidi realiza un amplio reportaje sobre la vida personal y profesional de Fiorella.


------------------

Extraído de
NotiGay

El viaje de Fiorella Cava, roquera y escritora transexual

La transexualidad es una posición revolucionaria que atraviesa la rígida línea demarcatoria del poder en la división tradicional de los sexos, por lo tanto es subversiva.
-Fiorella Cava en Identidad Cultura y Sociedad, CISNE, Lima, 2004

Por Jorge Alberto Chávez Reyes / Notigay

Lima, Perú (Mayo, 2005). Sergio Cava fue integrante de dos de las bandas más destacadas del rock hecho en el Perú, Hielo y sobre todo JAS, banda cuyo nombre es un acrónimo de los nombres de sus fundadores: Jotache, Atilio y Sergio. Cuando pasó la época de las bandas de rock nacional, Sergio desapareció de la escena y JAS se convirtió sólo en un grato recuerdo. Pasaron más de 10 años y de pronto una escritora transexual presentó un libro y toda la prensa se volcó hacia ella con inusitado interés. La autora se presentaba como Fiorella Cava y sí, confesó, antes había sido Sergio.

Luego de su éxito como escritora, Fiorella retomó su carrera musical hace dos meses, al presentarse al frente de un reconstituido JAS en un concierto que despertó la nostalgia de los que vivieron la época dorada del rock peruano, allá por los años 80. Desde entonces ha seguido presentándose en locales de Lima y otras ciudades del interior del país, aunque su música ha sido ignorada por la mayoría de radioemisoras y su presencia ha sido vetada en el canal de televisión estatal. Ella opina que al ser una mujer transexual, no encaja en lo “correcto” y que por eso los anunciantes no quieren asociar su imagen ni a ella, ni a la música que hace con JAS.

Aquí una semblanza de ella, invitada por la UNAM a visitar México dentro de algunos meses.

Fiorella tiene muy claras las cosas, siempre fue ella aún cuando todos insistían en tratarlo como él. Siente que fue una niña que nació con un defecto físico –ya corregido gracias a la cirugía– y no un niño “desviado”. Aunque le tomó muchos años de sufrimiento en silencio –y también de estudio y reflexión– convencerse de lo que ahora proclama, y tomar la decisión de someterse a la cirugía, la convicción con la que habla y las razones que esgrime son suficientes para hacer creer a cualquiera en sus palabras.

“Mi identidad como mujer transexual es diferente. Yo no soy un ‘travesti operado’ ni tampoco un homosexual confundido, fingido o no asumido.

Vive en un departamento en Pueblo Libre, distrito donde siempre vivió, la acompaña una joven –transexual también– a quien llama su “hija”. Su aparición en la revista Somos y en reportajes de la televisión la han devuelto a ese mundo de flashes y cámaras, de reportajes y entrevistas, que conoció muy bien hasta hace algo más de una década, cuando era uno de los músicos y cantantes más destacados de la escena musical peruana.

Alta, con el abundante cabello de color entre castaño y rojizo, Fiorella se viste de manera austera y elegante, aunque con un toque de extravagancia. Sus ademanes son coquetos sin ser exagerados y su voz algo grave. Mientas converso con ella, en mi cabeza no deja de sonar No quiero más ska.

“Tuve muchos problemas porque la gente de mi entorno, incluso mis amigos, no me entendían. Ellos pensaban que era gay, pero a mí en verdad no me atraían los hombres, siempre me gustaron y todavía me gustan las mujeres, al menos principalmente. Sí, ya sé que es difícil de entender, requiere de una explicación larga y algo complicada. Tiene que ver con que la orientación sexual y la identidad de género son cosas distintas aunque ambas sean componentes de la identidad. Eso es algo que intento explicar en el libro que he escrito”.

Más o menos a los 8 años, su madre lo descubrió vestido con su ropa y maquillada. La impresión que le dejó el ceño fruncido que vio y las palabras de desaprobación que escuchó fueron algo que le costó mucho trabajo superar. Sin embargo, muchos años después, poco antes de morir, su madre alcanzó a darle algunos consejos respecto de “cómo debe comportarse una mujer”, consejos que Fiorella atesora y recuerda con inmenso cariño.

Su padre siempre creyó que era demasiado débil, demasiado “delicado” y por eso lo obligó a hacer el servicio militar en la modalidad de “movilizable”. Acudía cada fin de semana al cuartel a hacer prácticas. La situación le causó mucho sufrimiento pero aprendió a disparar, habilidad de la que se siente orgullosa.

“Yo creo que para la Iglesia Católica, admitir abiertamente la existencia de otras identidades sexuales, además del varón y la “varona” bíblicos, pondría en entredicho el mito del paraíso terrenal, por eso nunca lo van a hacer.

Sergio fue criado en una familia tradicionalmente católica y estudió en un colegio de “curas casi fascistas”, como era el La Salle de los años 60. La lucha entre lo que sentía que era y lo que le inculcaron que debía ser le provocó graves conflictos sicológicos, que estuvieron a punto de llevarla al suicidio. Reconoce que encontró sacerdotes comprensivos, pero en general la actitud fue de rechazo y, por eso, dejó de creer en la iglesia, aunque sigue considerándose católica.

“En vista que la “justicia” peruana rechazó mi cambio de identidad, tuve que recurrir a Azángaro para conseguirme un DNI. Además, sin trabajo y rechazada por mis hermanos, que con las justas me permitían vivir en la casa que fue de mis padres, necesitaba cobrar las regalías de las canciones que escribí. No era un monto muy grande, pero en esos momentos me hacía falta. Lo que hice, porque jamás quiero volver a tener que ponerme el “disfraz” masculino que usaba antes, fue hacer una carta poder por la cual mi “hermano” Sergio –que ahora vive en España– me autorizaba a cobrar ese dinero”.

Le gustaba surfear desde niño, pero en su adolescencia, su cuerpo empezó a cambiar, le salieron pechos y por eso, por vergüenza, abandonó la práctica de la tabla. Desde entonces usó siempre ropa holgada para disimular su anatomía andrógina. Estando todavía en la facultad de Derecho, estudiando su segunda carrera, a mediados de los años 90, inició el tratamiento hormonal previo a la operación, por lo que su cuerpo adquirió formas más decididamente femeninas y se dejó crecer también el pelo. Se vistió con ropa masculina por última vez el día en que recibió su colegiatura en el Colegio de Abogados de Lima. A partir de ese momento, Sergio “se fue de viaje” y nació Fiorella.

--------------------

domingo, 27 de noviembre de 2005

DEFINICIONES

Extraído de Comunidad Transexual Guadalajara (México)(Esta Web ya no existe)

Se suele hablar de transexualidad masculina cuando teniendo un sexo físico femenino el género percibido por uno mismo es el de hombre, se habla de transexualidad femenina cuando sucede al revés, se tiene un sexo físico masculino y te percibes y te sientes mujer. La transexualidad masculina suele ser menos frecuente que la femenina

En general la gente confunde aún la homosexualidad, el travestismo y la transexualidad cuando son tres realidades diferentes que hay que distinguir claramente. Tal confusión se da por falta de información y por ende no se mantienen claras las distinciones entre sexo biológico, identidad de género, orientación sexual y conducta sexual. Cada una de estas categorías es relativamente autónoma con respecto a las demás.

El concepto de sexo biológico hace referencia a la posesión por parte de un individuo de los atributos fisiológicos que definen al sexo masculino o al femenino. Por identidad de género se entiende la sensación interna de identificación o falta de identificación que un individuo tiene en relación a su sexo biológico, mientras que orientación sexual se refiere a la atracción sexual y sentimental que siente un individuo por otros del sexo contrario o de su mismo sexo. Finalmente conducta sexual hace referencia a los episodios de carácter sexual en el historial de un individuo.

Así la homosexualidad se diferencia de la transexualidad en que la persona homosexual no se siente como perteneciente al otro sexo biológico, pero si atraída afectivamente y sexualmente hacia otras personas de su mismo sexo físico. Una lesbiana se percibe como mujer y un gay como hombre.

Por otro lado una persona transexual no tiene que ser necesariamente heterosexual, puede ser homosexual, bisexual o asexual, y como normalmente pensamos el hecho de que se someta a una operación de reasignación genital no le cambiará su orientación sexual. Es decir un transexual masculino que siente atracción hacia los hombres seguirá sintiendo este deseo homosexual a pesar de la operación.

Finalmente, la transexualidad se diferencia del travestismo (vestirse de manera opuesta al género al que te adscribes) en que los travestidos mantienen una identidad que sí está acorde con su anatomía sexual. Para ellos/as vestirse de manera opuesta sólo se relaciona con la consecución de una fantasía, con la estimulación erótica o por el simple motivo de la curiosidad de estar un momento en el rol opuesto, pero no desea un cambio real de sexo, ya que se siente plenamente identificado con el sexo de nacimiento. Lo importante es comprender que una cosa no incluye la otra.

El término transgénero es más amplio que el de transexual y se usa para designar a aquellas personas que a pesar de no sentirse bien con su sexo legal, no desean tampoco una adaptación completa al sexo legal contrario (tratamiento hormonal o cirugía de reasignación sexual). El transgénero quiere vivir un rol distinto al asignado, manteniendo su cuerpo inalterable o parcialmente alterado, puesto que pueden sentir que no encajan en ningún género, en ambos, o en el género contrario.

--------------------

DEFINITIONS

Extracted of Comunidad Transexual Guadalajara (México)(This Web, no longer it exists)

Usually it is spoken of masculine transsexual when having a feminine physical sex the sort perceived by one same one is the one of man, speech of feminine transsexual when it happens the other way around, has a masculine physical sex and you perceive yourself and you feel like woman. The masculine transsexual usually is less frequent than the feminine one

In general people still confuse the homosexualidad (Gay), the travestite and the transsexual when they are three different realities that there is to distinguish clearly. Such confusion occurs by lack of information and therefore the distinctions between biological sex, identity of sort, sexual direction and sexual conduct do not stay clear. Each one of these categories is relatively independent with respect to the others.

The concept of biological sex makes reference to the possession on the part of an individual of the physiological attributes that they define to masculine sex or the feminine one. By sort identity the internal sensation of identification or lack of identification is understood that an individual has in relation to its biological sex, whereas sexual direction talks about the sexual and sentimental attraction that feels an individual by others of opposite sex or its same sex. Finally sexual conduct makes reference to the episodes of sexual character in the file of an individual.

Thus the homosexualidad (Gay), difference of the transsexual in which the homosexual (Gay) person does not feel like pertaining to other biological sex, but if attracted affectively and sexually towards other people of its same physical sex. A lesbian perceives like woman and gay like man.

On the other hand a person transsexual does not have to be necessarily heterosexual, can be homosexual, bisexual or asexual, and as normally we thought the fact that she is put under an operation of genital reassignment to not she will change his sexual direction him. She is to say a masculine transsexual that she feels attraction towards the men will continue feeling this homosexual desire in spite of the operation.

Finally, the transsexual difference of the travestite (to get dressed way opposed to the sort to which you assign yourself) in which the travestite ones maintain an identity that yes is agreed with its sexual anatomy. For ellos/as to get dressed opposite way is only related to the attainment of a fantasy, with the erotica stimulation or by the simple reason for the curiosity to be a little while in the opposed roll, but it does not wish a real par of sex, since it feels totally identified with the birth sex. The important thing is to include/understand that a thing does not include the other.

The transgender term is ampler than the one of transsexual and it is used to designate to those people who in spite of not feeling or with its legal sex, do not wish either a complete adaptation to opposite legal sex (hormonal treatment or surgery of sexual reassignment). The transgender wants to live a roll different from the assigned one, maintaining its unalterable body or partially altered, since they can feel that they do not fit in any sort, both, or the opposite sort.

-------------------------

DÉFINITIONS

Extrait du Comunidad Transexual Guadalajara (México)(Celle-ci Web, il n'existe déjà pas)

On parle généralement de transsexuil masculine quand en ayant un sexe physique féminin le type perçu par un même sera celui d'homme, on parle de transexualidad féminine quand il arrivera à l'inverse, on a un sexe physique masculin et tu te perçois et femme t'assieds. La transexualidad masculine est généralement moins fréquente que ce qui est féminine

En général les gens confondent encore l'homosexualité, le travestismo et la transexualidad quand ils seront trois réalités différentes qu'il faut distinguer clairement. Une telle confusion est donnée par manque d'information et par conséquent on ne maintient pas claires les distinctions entre sexe biologique, identité de type, orientation sexuelle et conduite sexuelle. Chacune de ces catégories est relativement autonome en ce qui concerne les autres.

Le concept de sexe biologique fait référence à la possession par un individu des attributs physiologiques qui définissent au sexe masculin ou à ce qui est féminin. Par identité de type on comprend la sensation interne identification ou manque d'identification qu'un individu a par rapport à son sexe biologique, tandis qu'orientation sexuelle se réfère à l'attraction sexuelle et sentimentale qui consigne un individu par d'autres du sexe contraire ou de son même sexe. Finalement conduite sexuelle fait référence aux épisodes à caractère sexuelle dans l'historique d'un individu.

Ainsi l'homosexualité est différenciée de la transsexualité dans laquelle la personne homosexuelle ne s'assied pas comme appartenant à l'autre sexe biologique, mais si attirée affectivement et sexuellement vers d'autres personnes de son même sexe physique. Un lesbiana est perçue comme femme et un gay comme homme.

D'autre part une personne transexual ne doit pas être nécessairement hétérosexuelle, peut être homosexuel, bissexué ou asexuel, et comme nous pensons normalement le fait qu'il se soumette à une opération de réaffectation génitale il ne lui changera pas son orientation sexuelle. Il est de dire un transexual masculin qui consigne une attraction envers les hommes continuera à sentir ce désir homosexuel malgré l'opération.

Finalement, la transexualidad est différenciée du travestité (s'habiller de manière opposée au type à auquel tu assignes) dans lesquel ceux travestites maintiennent une identité qui en effet est en accord avec son anatomie sexuelle. Pour eux/as s'habiller de manière opposée est seulement mis en rapport avec la réalisation d'une fantaisie, avec la stimulation érotique ou pour le simple motif de la curiosité d'être un moment dans le rôle opposé, mais ne souhaite pas un changement réel de sexe, puisqu'il est convenu pleinement identifié avec le sexe de naissance. Important l'est de comprendre qu'une chose n'inclut pas l'autre.

Le terme transgender´s est plus vaste que celui de transsexuelle et il est utilisé pour désigner à ces personnes qui bien que ne sentant pas ou avec leur sexe légal, ne souhaitent pas non plus une adaptation complète au sexe légal contraire (traitement hormonal ou chirurgie de réaffectation sexuelle). Ce qui est transgender´s veut vivre un rôle différent à à celui assigné, en maintenant son corps invariable ou partiellement altéré, puisqu'ils peuvent sentir qui n'installent dans aucun type, dans tous les deux, ou dans le type contraire.




viernes, 25 de noviembre de 2005

La FELGT recuerda al Gobierno su compromiso con la Ley de identidad de género



Extraído de FELGT

Beatriz Gimeno: "el colectivo de personas transexuales no puede esperar más para recuperar su dignidad"

Cuando se avecina el final de año la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales desea recordar al Gobierno español y al PSOE el compromiso que adoptó en su programa electoral y que en este año 2005 ha sido reiterado por la Vicepresidenta, María Teresa Férnández de la Vega, y por el Ministro de Justicia,
Juan Fernando López Aguilar.

A juicio de la FELGT "es urgente resolver los problemas legales relacionados con la identidad de género de las personas transexuales". Al respecto la Presidenta de la FELGT, Beatriz Gimeno, "el colectivo de personas transexuales no puede esperar más, recuperar su dignidad es imprescindible". Gimeno afirma que "las situaciones de discriminación absurda que padecen miles de hombres y mujeres transexuales que no pueden ver reconocida en su documentación legal su identidad social de género resulta una tortura diaria que merece la atención del Gobierno".Gimeno continúa "sin duda esta es una necesidad que puede ser satisfecha por el Gobierno, es por lo que pedimos amparo al Presidente del Ejecutivo en aras de su compromiso con las políticas sociales para que estas se hagan realidad, lo que implica mirar hacia un problema que existe en nuestra sociedad y que, además, debería resolverse con un consensoamplio, recordando que incluso el PP apoyo en el Senado en la anterior legislatura la toma en consideración de una Ley de Identidad de Género". Un estudio de la Comisión Europea sobre exclusión social en la Unión indicó que el colectivo transexual era el que mayor exclusión social sufría, incluso por encima de la comunidad gitana de los países de la UE.

Por otro lado desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales se está trabajando activamente para que cada Comunidad Autónoma, desde sus competencias en sanidad, aprueben las
medidas que garanticen el derecho básico a la salud de las personas transexuales, e incorporen a sus prestaciones públicas sanitarias el proceso de reasignación sexual.

Como dijo el presidente Rodríguez Zapatero en su discurso de investidura "homosexuales y transexuales merecen la misma consideración pública que los heterosexuales y tienen el derecho a vivir libremente la vida que ellos mismos hayan elegido". El modo de hacer realidad este objetivo es iniciar, definitivamente, el proceso legislativo.

----------------------

Te acosejo que te leas esto ---->
Los transexuales podrán cambiar su nombre si acreditan que viven dos años con el sexo deseado y esto otro --->Dirección PSOE aprueba cumplir firmeza programa electoral, dentro del cual está Ley Transexual

----------------------

jueves, 24 de noviembre de 2005

La joven transexual argentina es una de las 16 candidatas a Figura del Año en Córdoba

Extraído de Carla Atonelli
-------------------------------------------
La joven transexual de 17 años Naty, que saltó a los medios de comunicación por su petición a la justicia argentina para que le concedieran la reasignación de sexo ha sido seleccionada para ser una de las candidatas a la figura del año en Córdoba, Argentina

NOTA:La noticia de Naty la puedes leer aquí---> Habla la joven transexual argentina de 15 años y sus padres en medios, audios y videos

La Voz del Interior/Argentina-. Muchos cordobeses y cordobesas, a lo largo de 2005, se destacaron por encima del resto, se convirtieron en ejemplo y honraron con su esfuerzo la condición de habitantes de esta provincia.

Una vez más, como en años anteriores, La Voz del Interior busca nuevamente a ese cordobés o cordobesa que sintetice y represente a todos, a la provincia en su conjunto.

Nuevamente usted tiene la posibilidad de escoger a esa persona que pueda llevar, como forma simbólica, el estandarte de nuestra tierra.

Su voto podrá determinar cuáles de estas personas dignifican a la sociedad cordobesa por sus valores, por su esfuerzo, constancia y dedicación.

Lo invitamos a elegir a El cordobés del año a través de este sistema digital de votación, para que usted también se sienta parte de este nuevo capítulo que enriquece la historia provincial

Para votar aquí --->
http://www.lavozdelinterior.com.ar/cordobes Tengo que decirte, que puedes votar de cualquier parte del mundo, no hace falta ser Argentina o Argentino, que lo pueden hacer más personas desde el mismo ordenador, ya que no se contabiliza el voto por ordenador, sino, por documento o cedula o pasaporte.

----------------------------