lunes, 31 de marzo de 2008

Transexuales: atrapados en un laberinto jurídico

Fuente: El Universal) (Distrito Federal, México)-.
------------------------------------------

Las personas que cambian de sexo deben recorrer un largo camino para lograr el reconocimiento legal de su identidad, que incluye entablar un juicio contra del Registro Civil. Enfrentan además marginación social.

Gloria saca de su bolso de mano oscuro un pastillero negro con flores rosadas, lo coloca sobre una servilleta. Los filos dorados del estuche reflejan las lámparas del restaurante, dándole un toque de coquetería. Toma unas pastillas, un pequeño precio a perpetuidad para mantener a Gloria en la atractiva rubia que es hoy: son sus hormonas antiandrógenas que le permiten mantener su imagen de mujer.

Está por cumplir seis años con su nueva identidad, de los 40 que tiene. En ese lapso ha pasado de todo: desde haber sufrido la culpabilidad por parte de sus padres y un sacerdote por la muerte de su abuelo —quizá el único familiar que no la despreció por su identidad sexual—, hasta tener que identificarse con su cartilla militar, ya en su condición femenina.

“A los 18 años te crees todo. El sacerdote me dijo que por mi culpa Dios se había vengado con mi abuelo y por eso había muerto. Entré a una etapa de hipermasculinización, practiqué boxeo, salí con mujeres, me casé, pero duré dos años”.

Hasta 2002 decidió pasar de B.(Trans_Bitacora se reserva el total derecho a no mostrar el nombre masculino de una mujer transexual) a Gloria Davenport, y conoció la marginación absoluta: “Me corrieron de mi trabajo, no pude pagar las cuentas; hice y vendí de todo, incluso trabajo sexual. Una amiga me dijo de una casa abandonada y ahí viví hasta 2006 . No tenía agua, luz, ningún servicio. La única compañía eran mis gatos”,
cuenta.

Hace dos años, Gloria comenzó a trabajar en el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH-sida (Censida), convirtiéndose en la primera persona transexual en trabajar en una entidad de gobierno.

Ser o no ser

De 2000 a la fecha, la Dirección General del Registro Civil (DGRG) del Distrito Federal ha rectificado seis actas de nacimiento por sexo y nombre; en todos los casos se ha tratado de hombre a mujer.

Asimismo, rechazó hacer los cambios en un caso y en otro más se arrepintió antes de concluir el trámite legal y de que el juez emitiera sentencia.

Entablar un juicio contra el registro es la única forma para que las personas obtengan el cambio legal de nombre y sexo, pese a su alto costo, de 50 mil a 80 mil pesos.

El litigio dura de dos a tres años, ya que difícilmente se aprueba en la primera instancia, en la segunda se concede, pero generalmente la DGRC se ampara para no modificar el acta, y eso ya alguna vez le mereció una sanción por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por entorpecer la impartición de justicia, relata el abogado especialista en materia jurídica para el reconocimiento de cambio de sexo,
Víctor Hugo Flores Ramírez.

Gastos en estudios periciales

Los principales gastos son para estudios periciales; en promedio, cada uno cuesta 10 mil pesos y son de sicología, siquiatría, sexología, genética y endocrinología, además de los honorarios del abogado y los gastos del juicio.

Según el jurista, los motivos para negar las rectificaciones son “una gran resistencia del Registro Civil, argumentando que es una cuestión contra natura, contra derecho, contra la moral; que es un capricho de la persona; que a la persona no le asiste ninguna razón para el cambio de sexo”, aunque es difícil que ante un amparo sigan negando la rectificación del acta de nacimiento.

Para facilitar el trámite y abrir la puerta a que los hospitales públicos del DF realicen de forma gratuita la reasignación física de sexo, el asambleísta Jorge Díaz Cuervo, del Partido Alternativa Socialdemócrata (PAS), propuso reformar el Código Civil y la Ley de Salud. Así, dijo, se daría certidumbre jurídica a los transexuales para rectificar nombre y sexo en su acta de nacimiento en forma sencilla y expedita. Asimismo, se llevaría a cabo la reasignación médica y sicológica de sexo.

La reforma tendría el aval de algunos legisladores del PRD, pero el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, ha dicho que hay otras prioridades.

Díaz Cuervo recuerda el caso de Guillermo, antes L.(Trans_Bitacora se reserva el total derecho a no mostrar el nombre femenino de un hombre transexual): “Cada vez que el hombre iba a pagar algo con su tarjeta de crédito llamaban al gerente porque la señorita que le atendía veía el nombre de mujer en el plástico y a un hombre frente a ella”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo