miércoles, 23 de enero de 2008

INEDITO: HOMBRE TRANSEXUAL PRESENTA PRIMER RECURSO DE PROTECCION CONTRA UN MINISTERIO CHILENO POR FALTA DE PROGRAMAS DE SALUD EN IDENTIDAD DE GENERO

Fuente: Opus Gay (Chile)-.
-----------------------------------------

La acción legal , liderada por la Agrupación de Apoyo a la Disforia de Género (AADGE), busca una atención digna en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, así como sentar precedentes para garantizar una buena asistencia a la población transexual en todos los servicios públicos de salud.

*- EL RECURSO

*- PETICIONES DEL AFECTADO

*- AADGE Y ASISTENCIA LEGAL

Por Alberto Roa

21 de enero 2008, (OpusGay.cl).- Los programas públicos de salud focalizados a la población transexual han estado históricamente en Chile en tierra de nadie. Primero por la ignorancia, pues son contados con dedos de la mano los médicos, psicológicos, y psiquiátras que conocen los alcances de la transexualidad o la identidad de género. Segundo, porque se carece de una política pública institucionalizada que sepa atender las diversas necesidades de hombres y mujeres transexuales.

Si bien es cierto que en algunos hospitales públicos han existido experiencias de cirugías de reasignación sexual, la verdad es que no tienen sistematicidad o rigurosidad, a un punto que en momentos pueden existir y en otros desparecer.

Es el caso del Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, que hasta el año pasado posibilitaba cirugías para la población transexual, pero desde el 2008 ello ya no es posible por razones jamás informadas o comunicadas de manera clara.

Extraoficialmente se han aducido problemas por falta de recursos económicos o simplemente, de ausencia de políticas que permitan dar seguimiento a las atenciones en salud para su respectiva sistematización y mejorarías en los procedimientos.

Sea cual sea la razón, lo concreto es que la población transexual se ve afectada, pues requiere con urgencia de atenciones destinadas a posibilitar que su identidad de género se ajuste a su cuerpo y mente.

Intervenciones endocrinológicas, de cirugía plástica, urológicas, psiquátricas, psicológicas y fonoaudiológicas, son algunas de los diversos procedimientos a los cuales necesitan acceder los y las transexuales para que el cuerpo equivocado en el cual nacieron de cuenta de su verdadero sentir y pensar. En síntesis, para que de cuenta de la real naturaleza de su sexo.

Este mes, la Agrupación de Apoyo a la Disforia de Género (AADGE) junto a un hombre transexual dieron un paso significativo para contribuir a superar las deficiencias del sistema, presentando el primer recurso de protección en contra del Servicio de Salud Valparaíso-San Antonio y del Ministerio respectivo. En concreto se busca mejorar las atenciones y permitir al recurrente recibir una debida cirugía genital.

EL RECURSO

La acción legal se interpuso ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso, y en la misma no solo se exigió brindar la atención adecuada al denunciante, cuya identidad se mantiene en reserva a su petición, sino que al mismo tiempo se demandó oficiar a la Dirección General del Servicio de la Salud de la Quinta Región para que, de una vez por todas, transparente cuál ha sido su política de atención a la población transexual.

En concreto se solicita que el ente público aclare "cuál ha sido su política respecto a las cirugías con fines transexuales en la V Región a partir del año 2000, en todos los hospitales públicos que comprende su área".

Se pide además oficiar al Ministerio de Salud para que precise si
"tiene actualmente o ha tenido alguna vez: 1) un programa nacional de intervención quirúrgica, lista de espera o red de derivación para pacientes transexuales, 2) un programa nacional de terapia hormonal con fines transexuales y 3) un programa o protocolo de atención psiquiátrica o psicológica especializada en transexualismo".

Probablemente, y en caso de acogerse el recurso, la respuesta de la autoridad sea que nunca ha contado con programa alguno, pero sí con experiencias muy concretas, antecedentes que indiscutiblemente servirían para dar pasos más integrales.

Y ello lo sabe muy bien AADGE, la cual en el recurso alega expresamente que
"el fundamento en que se basan ciertas autoridades sanitarias para no permitir cirugías transexuales en sus establecimientos, es que se trata de cirugías estéticas que no conllevan riesgo vital para el paciente y, por tanto, éstas deben ser cubiertas por los propios particulares afectados".

Racionamiento utópico al considerar que tratamientos de ese tipo ascienden, por lo bajo, a dos millones ochocientos mil pesos, cifra que personas transexuales, en su inmensa mayoría, no pueden pagar, pues la discriminación las margina a temprana edad de oficios o trabajos, realidad que agudiza la pobreza.

"Debido a la falta de regulación expresa y oficial por parte de la autoridad sanitaria de mayor jerarquía del Ministerio de Salud y de las Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis) suele ocurrir que las intervenciones quirúrgicas con fines transexuales queden sujetas exclusivamente al criterio del director del hospital público de turno o del Director Regional del Servicio de Salud", se argumenta en el recurso de protección.

La consecuencia es un caos total. "Hay regiones en que están permitidas estas intervenciones gracias a un criterio humanitario de los cirujanos, mientras que en otras zonas están prohibidas, provocando con ello un desorden generalizado que no se permitiría en torno a otras prestaciones sanitarias", añade el documento

PETICIONES DEL AFECTADO

Junto a los fines generales, en términos más específicos el denunciante busca que en el Hospital Carlos Van Buren se le dé una debida atención a su cirugía genital en caso de acogerse el recurso, de manera de garantizar igualdad en relación al trato otorgado a otros pacientes.

Busca, en ese sentido, "la habilitación de una pieza donde mi madre pueda acompañarme por todo el tiempo que deba permanecer en el establecimiento, en atención a que me encontraría en condiciones de vulnerabilidad física".

Además "que todo el personal médico que me atienda se identifique previamente antes realizarme cualquier procedimiento médico y que mi ficha clínica esté a mi disposición todo el tiempo de la hospitalización".

Dichas garantías son básicas, por cuanto "el daño que las políticas sanitarias actuales me ha provocado a mí y ala población transexual es severo", debido a " la falta de regularización de este tipo de cirugías y tratamientos", puntualizó.

AADGE Y ASISTENCIA LEGAL

AADGE es una institución sin fines de lucro creada a comienzos 2006 y dirigida desde sus inicios por un hombre transexual, Alexander.

EL grupo ha destacado por una permanente asistencia a personas transexuales, teniendo en su currículum importantes y destacadas iniciativas. Así es como este mes consiguió que un estudiante transexual del Instituto Nacional de Capacitación Profesional (Inacap) fuese llamado por el nombre acorde a su identidad de género, aspecto de gran trascendencia por cuanto en su matrículo, por ley, debe figurar la identidad de su partida de nacimiento, de la cual obviamente no se siente parte.

"Durante todos los años que dure la carrera se le llamará por su nombre masculino, que le corresponde según su psiquis, tanto en la lista de clases como en el trato personal por parte de profesores y compañeros, la mayoría de los cuales talvez nunca sabrá que es un chico trans ya que su apariencia física es de varón", señala con orgullo AADE, tras gestionar esta política ante la rectoría de la mencionada casa de estudios.

Además, desde este año AADGE ayudará a las personas interesadas a gestionar acciones legales con "el fin de solicitar cirugías de reasignación sexual y/o terapia de reemplazo hormonal gratuita" ante los hospitales públicos.

En la instancia se explica que dichas gestiones se verán facilitadas por un procedimiento legal llamado Mediación de Salud, el cual permite reclamar por escrito ante el Consejo de Defensa del Estado derechos en torno a la atención que brindan los hospitales públicos.

La Mediación se encuadra en la Ley 19966 que Establece un Régimen de Garantías de Salud, y fue inaugurada por el Consejo de Defensa del Estado y la Superintendencia de Salud el 4 de marzo del 2005

La norma señala expresamente en su artículo 43 que "la mediación es un procedimiento no adversarial y tiene por objetivo propender a que, mediante la comunicación directa entre las partes y con intervención de un mediador, ellas lleguen a una solución extrajudicial de la controversia", en materias de salud.

La acción, de carácter gratuito, se debe emprender ante la unidad respectiva Consejo de Defensa del Estado, pues es el órgano competente en designar a los mediadores.

Los interesados en obtener mayor información pueden visitar el sitio oficial de AADGE o contactarse directamente con el Consejo de Defensa.

Notas relacionadas:

HITO: NUEVA POLITICA DE REGISTRO CIVIL APOYARA DEMANDAS POR CAMBIO DE NOMBRE Y SEXO DE PERSONAS TRANSEXUALES EN CHILE

Sin necesidad de cirugías de reasignación sexual, la autoridad emitirá informes favorables para que transexuales y transgéneros resuelvan con éxito el sueño de tener un nombre y sexo legal acorde con su identidad. El triunfo para las minorías sexuales fue conseguido por el Movilh y la diputada María Antonieta Saa en cita con la Dirección Nacional del Registro Civil.

*- LA NUEVA POLITICA

*- MAS ANUNCIOS

Por A.R

12 de noviembre, 2007 (OpusGay.cl).- Una de las discriminaciones más brutales que padecen las personas transexuales y transgéneros, es aquella que las imposibilita ser identificadas legalmente con el nombre y el sexo del cual se sienten parte.

Tamaña desigualdad, que ocurre en diversos países del mundo, afecta día a día la calidad de vida de este sector de la población, pues los trámites más comunes y vinculados a derechos humanos básicos; como asistir a clases, buscar un trabajo, pedir ayuda médica, votar en las elecciones o tomar un crédito; se vuelven un calvario ante sistemas burocráticos que no entienden porque personas siendo visualmente mujeres u hombres están identificadas legalmente con el sexo opuesto.

Para los y las transexuales de todo Chile esta realidad cambiará radical y favorablemente desde el próximo lunes, pues tras gestiones del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y la diputada María Antonieta Saa(Fotografía), el Servicio de Registro Civil e Identificación adoptará una nueva política que respaldará las demandas legales por cambio de nombre y sexo.

El hecho marca, sin duda, un antes y un después en lo que respecta a los derechos humanos de las transexuales, pues en reiteradas ocasiones funcionarios del registro civil se habían opuesto a los cambios de nombre y sexo, emitiendo informes desfavorables cuando eran consultados por los tribunales donde se inician los procesos.

LA NUEVA POLITICA

De acuerdo a la Ley 17.344 que Autoriza el Cambio de Nombre y Apellidos, las personas interesadas deben efectuar el trámite ante el tribunal correspondiente, el que a su vez pide su parecer por cada caso al Registro Civil de Identificación.

El 27 de junio pasado el Movilh, con el respaldo y el patrocinio legal de la Clínica de Interés Público de la Universidad Diego Portales, puso en ejecución un inédito plan que asistió gratuitamente a transgéneros y transexuales interesadas/os en cambiar su nombre y apellido.

Como consecuencia, se presentaron al unísono seis demandas de ese tipo. Sin embargo, luego se supo que, pese a las continuas reuniones que el Movilh venía sosteniendo con el Registro Civil desde el 2000, dicha instancia estaba emitiendo informes desfavorables que perjudicaban las intenciones de la población transexual.

Tras diversas críticas públicas efectuadas por el Movilh, el problema logró solucionarse hoy en una cita donde jugaron un papel de gran trascendencia las intermediaciones de la diputada María Antonieta Saa, la misma que por allá a comienzos de los 90 fue una de las primeras parlamentarias en abogar públicamente por la igualdad de derechos para las minorías sexuales.

En la reunión privada con el director general del Registro Civil, Guillermo Arenas, éste anunció una nueva política que, en términos simples, implica que desde ahora no habrá oposición de esa instancia a las demandas por cambio de nombre y sexo.

Todo lo contrario, se elaborarán informes de respaldo a los tribunales, exceptuando sólo aquellos casos cuando los demandantes estén afectados por algún prontuario.

Para asegurar que la medida se haga efectiva, todo eventual informe contrario emitido por algún funcionario del Registro Civil, será derivado desde el lunes próximo a Arenas, con el objeto de que él mismo corrija y solucione el proceso a favor del demandante.

Sobre la materia, la activista transexual del Movilh, María Isabella Aguayo (Fotografía), sostuvo que "este es un punto de partida para el establecimiento de una política que facilite el acceso a la verdadera identidad".

Añadió que esta histórica política, es "especialmente positiva, pues permite abordar de manera integral, y con las autoridades correspondientes, medidas que solucionen problemas de la población transexual como colectivo, y no solo a nivel individual".

MAS ANUNCIOS

Tras la emblemática cita, realizada sin aviso a la prensa, la diputada Saa anunció además que junto al Movilh elaboraría un proyecto de ley que faculte realizar sólo ante el Registro Civil, y no en los tribunales como ocurre hoy, los cambios de nombre y sexo.

Para tales efectos, la parlamentaria anunció que desarrollará las gestiones ante el ministro de Justicia, Carlos Maldonado, tras lo cual se determinará la viabilidad de tal desafío.

A juicio del presidente del Movilh, Rolando Jiménez,
"con estas medidas estamos dando saltos cualitativos para la igualdad de oportunidades de todas las personas y por ello nuestro agradecimiento hacia la parlamentaria Saa es total".

Por otro lado, Arenas anunció que está estudiando realizar cambios a los antecedentes que aportan las cédulas de identidad, de manera de excluir el sexo y dejar solo el nombre y la fecha de nacimiento.

Ello, por cuanto han sido repetidas las ocasiones donde los médicos han diagnosticado mal el sexo de los recién nacidos, provocando severos problemas psicológicos y sociales en las personas a medida que van creciendo.

Aunque en Chile no hay estudios que reflejen con exactitud cuantas personas transexuales existen, estudios efectuados en España y Holanda, permiten señalar que las nueva política de registro civil criollo beneficiará a cerca de mil personas.

Notas relacionadas:

TRANSEXUALES CHILENAS ACUDEN A TRIBUNALES PARA CAMBIAR DE NOMBRE Y SEXO

Gracias a un ambicioso plan social ideado por el Movilh y respaldado por la Universidad Diego Portales, seis transexuales aumentaron desde hoy su posibilidad de ser reconocidas por el nombre y sexo del cual se sienten parte. Un hecho emblemático, cuyo éxito ahora está en manos de los tribunales y que demuestra lo innecesario de una ley de identidad de género.

Por D.U


27 de junio, 2007 (OpusGay).- Al nacer las identificaron legalmente como R., J.E., J.E., C., H., y F. (Trans_Bitacora, se reserva no mostrar los nombres anteriores de estas mujeres transexuales tan valientes). Pero ellas jamás se sintieron hombres, aunque su cédula diga que pertenecen al sexo masculino.

Tras vivir durante años con un nombre y sexo legal distinto al cual se sienten y son parte, este grupo de mujeres transexuales inició hoy la batalla en la Corte de Apelaciones de Santiago para que en el futuro sean conocidas por la ley como Alison (40), Juana Iris (36), Karin (29), Kathy (29), Francisca (28), Carolina (19),(fotografía) en forma respectiva, sin necesidad de someterse a una cirugía de reasignación sexual.

Tener un nombre y sexo discrepante con la identidad de género, ha significado para las transexuales largos períodos de sufrimientos y humillaciones que se potencian en una sociedad caracterizada por ser discriminatoria.

Ataques físicos y psicológicos, denegación de derechos básicos; como trabajo, salud y educación; además de intentos de suicidios, han sido el inhumano cóctel social que las transexuales padecen como denominador común.

Por ello, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) ideó un ambicioso plan para que las transexuales puedan contar con un cédula que reconozca las verdaderas identidades de Alison, Juana, Karin, Francisca, Kathy y Carolina. Y para el inicio de las acciones legales se escogió nada más que junio, el Mes Internacional de los Derechos Humanos de las Minorías Sexuales.

"Durante un año le estuvimos dando vuelta a esta idea. Definimos sus estrategias y cada uno de sus pasos y hoy por fin podemos concretarla gracias al respaldo legal gratuito de la Clínica de Interés Público de la Universidad Diego Portales (UDP)" ,
comenta Karin Avaria, activista del Movilh y una de las beneficiarias de la iniciativa.

Aunque no se puede asegurar a ciencia cierta cual será el resultado de las acciones legales, existen altas posibilidades de éxito luego que el pasado 4 de enero un fallo histórico del Cuarto Juzgado de Letras de Antofagasta acogiera la primera demanda por cambio de nombre y sexo de la mujer transexual de M.J.Z.O. Igual suerte corrió cuatro meses más tarde el activista trans masculino, Andrés Rivera Duarte, en el Primer Juzgado Civil de Rancagua.

"Al comienzo pensamos que el primer fallo era sólo de cambio de nombre, pero también fue de sexo. Así, con dos fallos favorables, creemos que nos irá bien. Este es uno de planes sociales más hermosos que hemos tenido en el Movilh y estamos felices por ello", agregó Avaria.

Explica que con los fallos anteriores y futuros
" ya no necesitamos de una ley de identidad de género, como lo habíamos creído durante años, sino sólo hacer valer nuestro derechos con dignidad ante los tribunales".

LA BATALLA LEGAL

Durante meses la UDP y el Movilh estuvieron recopilando la información necesaria de cada una de las transexuales. Certificados de antecedentes, de nacimiento, declaraciones de testigos, declaraciones médicas y psiquiátricas y relatos de la vida real, forman parte de cada uno de los expedientes que ingresaron a la Corte de Apelaciones y que serán derivados a distintos tribunales por un sistema computarizado.

La argumentación legal estuvo a cargo de los profesores y abogados de la UDP, Mayra Feddersen y Carlos Pizarro (fotografía), quienes junto a un grupo de alumnos sostuvieron continuas reuniones y estudios para avanzar en la propuesta.

Feddersen está consciente que tras el inicio del proceso habrá seis fallos que podrían conocerse al unísono o en tiempos distintos. Lo más llamativo será, sin embargo, el resultado, pues se estima que será impresentable que algunos Juzgados Civiles acojan las demandas, mientras que otros las rechacen.

La abogada explica que al margen de la batalla legal, un aspecto relevante es el cambio cultural que la UDP intenta promover en cada una de sus asistencias a grupos vulnerables.

"El cambio de nombre y sexo es un posicionamiento del debate para el cambio de la cultura imperante y frente a eso los jueces tendrán que pronunciarse", dice Feddersen.

Junto con compartir esa apreciación, el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, agrega que
" el factor calidad de vida es muy significativo, pues las personas transexuales que pueden cambiar su nombre y sexo legal ven mejorías inmediatas en su relación con el entorno".

Para Jiménez, quien ideó el plan social,
"esta propuesta destaca además porque beneficia a activistas del Movilh, como Karin Avaria y Carolina Gatica, y a la presidenta de TravesNavia, Juana Iris Rubio, pero también a transexuales que no están organizadas en los movimientos. Eso nos tiene particularmente alegres, por lo que agradecemos el apoyo y confianza de la UDP para sumarse a este desafío".

El activista gay apuntó que el Movilh fiscalizará cada día los procesos, en especial para asegurar que no exista oposición del Registro Civil,
"instancia que lamentablemente ha tenido un discurso público de apertura, pero al ser consultada por tribunales, ha rechazado en privado los cambios de nombre y sexo".

"INTENTO DE SUICIDIO FUE DEVASTADOR"

Carolina tiene apenas 19 años y en su corta vida ha padecido lo peor. Sólo por ser transexual, en el colegio fue víctima de "aislamientos, garabatos, amenazas de muerte. No pude graduarme", dice.

"He sufrido bastantes humillaciones tanto social como laboralmente. No he podido valerme por mi misma y eso me da mucha tristeza" , sostiene junto a su madre, la misma que reconoce que uno de los momentos más dramáticos fue cuando su hija intentó quitarse la vida.

"Su último intento de suicidio fue devastador. Estuvo al borde de la muerte y vivimos su sufrimiento" , recuerda con tristeza.

Al comparar la historia de Carolina con la de Alison, queda claro que la calidad de vida de las transexuales ha variado poco y nada en los últimas décadas. A sus 40 años, Alison recuerda que en el
" colegio nunca pude adaptarme a los juegos de los hombres y además tuve problemas con mis padres. Muchas veces me sentí diferente, por lo que me aislé y avergoncé de mi condición".

Además, por contar con un nombre y sexo legal distinto "a mi género siempre tengo problemas en los servicios de salud pública, en la municipalidad, los bancos, el registro civil, el Servicio de Impuestos Internos, las casas comerciales y en los trabajos", enfatiza.

Los impedimentos para buscar trabajo son quizás los más graves, pues algunas personas transexuales para mantener su fuente laboral deben ocultar su condición. Es el caso de Francisca, quien durante mucho tiempo reparó computadores en un banco.

"Pero iba vestida de hombre, con el pelo corto. Cuando me descubrieron, me despidieron", se lamenta.

La única alternativa laboral para muchas transexuales es, entonces, la prostitución, un camino donde varias han perdido la vida o han resultado severamente golpeadas.

La presidenta de Traves Navia, Juana Iris Rubio, sabe de este tipo de sufrimientos y por eso, en los últimos años, dio un vuelco trascendente en su vida. Terminó con esfuerzo su cuarto medio, luego trabajó haciendo el aseo en Cerro Navia, y hoy, en la Municipalidad de esa comuna, está cargo de la atención al público desempeñándose como una flamante secretaria.

Dice que es "es más feliz que nunca", pero también sabe que algo le falta para su alegría total. Por ello también pidió el cambio de nombre y sexo legal. "Estoy muy ilusionada y con mucha esperanza. Ojalá todo salga bien", puntualizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo