domingo, 2 de diciembre de 2007

En Chile operan entre 10 y 20 transexuales por año

Fuente: La Gaceta(Argentina)-.
----------------------------------------------------

Durante las II Jornadas sobre Urología del NOA el experto urólogo Guillermo McMillan Soto (fotografía), habló sobre las intervenciones.

La operación que modifica los órganos genitales no es “cambio de sexo”, porque eso es imposible, sino una ayuda para el paciente que tiene el sexo cambiado en su cerebro y no pueden modificar esa identidad. Tal argumento ofreció el médico chileno Guillermo McMillan Soto, que practica estas intervenciones en su país. Durante las II Jornadas sobre Urología del NOA, que culminó el pasado 1 de diciembre a las 12 en hotel Garden Park, mostró videos de sus operaciones.

McMillan sostuvo que el transexual es una persona que sufre mucho desde pequeña, porque entiende que su cuerpo se opone a la percepción que ella tiene de su sexo psicológico.

El profesional aclaró que él es un urólogo tradicional, que hace todas las cirugías usuales. “Hace 30 años me enfrenté con un paciente que tenía el conflicto de la transexualidad. Estaba convencido de que era una mujer con cuerpo de hombre. Tuvimos apoyo psiquiátrico y le ofrecimos la cirugía. En Chile, además, estos pacientes pueden cambiar sus documentos”, explicó.

El cirujano admitió que en su país hay grupos que rechazan estas prácticas, pero sostuvo que se está reconociendo que el sexo psicológico es lo importante, y que hay un porcentaje de gente cuyo sexo genital no corresponde con su verdadera identidad psicológica.

“Afortunadamente, es una situación rara -aclaró-. Yo estoy operando entre 10 y 20 pacientes por año. De ellos, tres o cuatro son argentinos”. McMillan aclaró que al transexual no se lo debe confundir con el homosexual afeminado, que es un paciente con un problema de conducta sexual pero que acepta sus genitales. Tampoco debe confundirse con el travesti. “Puede haber un travestido que acepte sus genitales. En consecuencia, no es un transexual”, (*1) remarcó.

En promedio, incluyendo la estadía en la clínica, una operación de esta índole cuesta alrededor de U$S 10.000, según precisó.

El médico comentó que hay centros en Italia, Francia e Inglaterra donde se practican estas operaciones. “Pero curiosamente donde se hacen grupos muy grandes, con criterio comercial y páginas web, es en Asia, en Indonesia, Tailandia, e incluso en el Africa -mencionó-. En Estados Unidos las aceptan solamente algunos estados. Pero en Chile, por ejemplo, calculo que no debe haber más de 100 pacientes que en este momento estén siendo considerados para una operación. Es una situación rara”.


---------------------------

Nota personal: (*1)
Siento discrepar Sr.McMillan, pero una travesti por el mero hecho de no desear una operación, en Europa, también está considerada una mujer transexual, ¿O acaso para ser mujer hace falta tener vagina? ¿Acaso para ser hombre hace falta tener pene? Está genitalizando la realidad transexual, es decir, si un "varón" viste y se adorna permanentemente incluso se hormona, para sentir ser del género contrario, pero no desea operarse por diferentes motivos, o no puede operarse por motivos de salud -por ejemplo- deja de ser una mujer y es UN travesti? Está usted, muy equivocado, esto NO es así, usted igualmente está comercializando sus conocimientos, haciendo creer que la persona transexual es solo aquella que se opera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo