domingo, 9 de diciembre de 2007

Avances y obstáculos de la reasignación sexual

(Ilustración: Magda Hernández)
Fuente: Cambio.com-.
------------------------------------------------------

"SI VIERA MI VIDA hacia atrás creo que me daría vértigo. Tengo 51 años de edad. Desde los dos o tres años tuve la certeza de que estaba en un cuerpo errado, sabía que era niña. ¿Que cómo lo sabía? Es fácil, así como sabes que te gusta el helado. Es así, una percepción. Un problema de identidad. Pertenezco a una familia de clase media. Mi papá vive aún: sigue llamándome por mi nombre masculino, Tomás", escribe Tamara Adrián, abogada de la Universidad Católica Andrés Bello, doctora en Derecho Suma Cum Laude de la Universidad de París. Esta mujer venezolana, profesora y activista que se sometió a la operación de reasignación genital en 2002 y cambió su nombre por el de Tamara, por ser ésta una planta datilera de los oasis en el medio del desierto, le explicó a CAMBIO qué significa cambiar de sexo y sus implicaciones más allá de las transformaciones físicas de la persona.

¿En qué consiste la operación de reasignación genital femenina?

Las cirugías de adecuación genital propiamente dicha, varían en hombres y mujeres. En el caso de las mujeres transexuales (de Hombre a Mujer), las técnicas consisten en construir una vagina, labios mayores y menores y clítoris, a partir de los tejidos del pene, prepucio y escroto. La técnica más conocida es la de construir la vagina con el tejido del pene. Pero, esta técnica no es adecuada si los tejidos no son suficientes, por lo que hay que usar otros injertos (piel del vientre o pierna) o eventualmente uso de parte del intestino grueso. Los cirujanos tailandeses (particularmente Suporn Watanyusakul) han creado una técnica que no usa el pene para construir la vagina sino el escroto. Y además, no corta tejidos totalmente, sino que deja las terminaciones nerviosas, logrando así sensibilidad total, lo cual no es posible en las otras técnicas.

¿Y en el caso de los hombres transexuales (de Mujer a Hombre)?

En el caso de los hombres transexuales, las técnicas de creación de un pene son todavía rudimentarias y poco exitosas. La más exitosa ha sido crear un injerto de parte del peroné envuelto en piel del brazo durante un mes, y luego insertado en la entrepierna. Pero lo cierto es que ninguna de las técnicas asegura sensibilidad ni tampoco capacidad de orinar por el meato, por lo que la mayoría de los hombres transexuales desiste de realizarse estas operaciones, y prefiere conformarse con los efectos de las hormonas masculinas sobre el clítoris, que lo aumentan y provoca la capacidad de erección. Dependiendo de los efectos puede haber penetración limitada.

¿Cómo veía su cuerpo y cómo lo ve ahora?

Lo veo como siempre lo sentí. Y nunca lo vi como fue. Esta es una experiencia común en otras personas, según las preguntas que he hecho. Porque es un tema de identidad. No un capricho. Te ves como siempre te sentiste.

¿En qué cambia la sexualidad y la práctica sexual después de la operación?

Las sexualidades son un continuum. Si se es una mujer transexual heterosexual la práctica incluirá el uso de la neovagina. Si se es una mujer transexual lesbiana, la práctica será lésbica. Si se es un hombre transexual heterosexual, las prácticas serán las que la persona decida. Si se es un hombre transexual gay, dependerá de la actitud activa o pasiva. Sólo hay que aprender a usar el cuerpo.

¿Es necesaria la reasignación genital para una persona transexual?

El concepto y la idea de sí mismo varía de persona a persona, y así como una persona puede decidir modificar la forma de su nariz, para acercarse mejor a su idea de persona, PUEDEN decidir si adecuan su cuerpo y hasta qué punto. Se trata de lograr el grado de coherencia que una persona decida que quiere tener. NO más ni menos, ni nunca antes de tiempo -es decir, antes de que la persona lo requiera y esté preparada.

¿Existe entonces un momento en donde "se está listo" para realizarse la operación?

Durante mucho tiempo las cirugías tuvieron un sesgo "normalizador", es decir que imponían a la persona adecuar su cuerpo para luego insertarlas en la "normalidad" heterosexuada. Esto es evidente en el sentido de que muchos médicos habían negado estas operaciones a las mujeres transexuales lesbianas (mujeres transexuales a quienes les gustan las mujeres) y a los hombres transexuales gays (hombres transexuales a quienes les gustan los hombres). Pero las cirugías también fueron impuestas de manera obligatoria mucho tiempo para lograr el reconocimiento de identidad. Esto ha venido cambiando, y las leyes inglesa y española reconocen la identidad sin necesidad de adecuación genital.

Al no estar garantizada la sensibilidad genital para los hombres transexuales (Hombres nacidos Mujer), ¿Es mayor la demanda de adecuación genital en las mujeres transexuales (Mujeres nacidas Varones)?

Ciertamente, no sólo por el costo (más de 40.000 dólares frente a 6.000 ó 15.000), sino porque los resultados no son, hasta ahora, definitivos. Más bien son bastante mediocres.

Y si bien el número de mujeres transexuales y hombres transexuales tiende a equipararse (1/10.000 y tiende a bajar), sólo un pequeño porcentaje de hombres transexuales tiene cirugía genital.

¿Las transexuales heterosexuales no tienen problemas con la penetración vaginal?

Con las técnicas viejas la profundidad podía ser pequeña. Pero hoy en día, las técnicas no muestran ninguna diferencia ni estética ni funcional con los órganos femeninos de nacimiento,
salvo que no hay sino limitada lubricación natural.(*1)

¿Sienten placer?

Las técnicas viejas de inversión penil sólo daban una limitada sensación vaginal. Con las técnicas tailandesas, la sensación es total.

¿Pueden sentir un orgasmo vaginal o es más clitoriano?

Con las nuevas técnicas el orgasmo vaginal es perfectamente posible, al igual que el clitoriano. Con las técnicas viejas, sobre todo es clitoriano. Según datos del Instituto para el Estudio Avanzado de la Sexualidad Humana de San Francisco se sostiene fuertemente la hipótesis de que la mujer transexual postoperada (HaM, Hombre a Mujer)puede retener y adquirir la capacidad orgásmica después de la cirugía de reasignación sexual.

1/30.000 (1 por cada 30.000)

LA TRANSEXUALIDAD se vive en todos los países y en todas las clases sociales con igual incidencia: 1 sobre 30.000 ó 40.000 personas.

DOBLE VIDA

Las dificultades de la transición muestran que aún en países como Suecia, 30% de las personas transexuales han estado casadas/casados, y más de la mitad han tenido hijos.

--------------------------

Nota personal: (*1) "...salvo que no hay sino limitada lubricación natural." No, hoy día en casi cualquier clínica de casi todo el planeta de los cuales son legales estas operaciones, incluída España, y dependiendo de "la materia prima" con una colonvaginoplastia la lubricación es excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trans_Bitacora - Diario de Información Digital Movimiento TLGB, no se hace responsable de los comentarios vertidos en el mismo